EL VALENCIANISMO, EN VELA

Se bloquea la venta del Valencia CF

Bankia exige ahora cuatro puntos que Peter Lim no está dispuesto a firmar y se paraliza la negociación

20.09.2014 | 20:01
Salvo, Goirigolzarri y Lim, con el Valencia en sus manos
Salvo, Goirigolzarri y Lim, con el Valencia en sus manos

La venta del Valencia a Peter Lim vuelve a estar bloqueada después de que el pasado 14 de agosto se alcanzase un acuerdo sobre la campana (la fecha tope era el día 15) y solo unas horas después de que miles de valencianistas salieran a la calle a manifestarse en favor del magnate de Singapur y en contra de Bankia. En estos momentos no se puede hablar de una ruptura definitiva, pero sí de una situación tensa que puede poner en peligro la llegada del inversor a Valencia. Tan tensa está la situación que Peter Lim ha ordenado a sus ejecutivos regresar a Singapur ante la imposibilidad de alcanzar el acuerdo definitivo con Bankia, por ello, durante la mañana de ayer jueves 18 de septiembre, Kim Koh, uno de los hombres de confianza de Lim y persona designada para dirigir el Valencia desde dentro„, y el resto de empleados de Lim, tomaron a un avión dirección a Singapur. La conclusión es que ahora mismo no hay negociación entre Bankia y Meriton, la empresa de Lim.

El desacuerdo entre las partes ya lo deslizó el miércoles de la semana pasada el presidente del Valencia, Amadeo Salvo en la Ciudad Deportiva del Valencia cuando los periodistas le preguntaban por la evolución de la venta después de que a principios de semana estuviera previsto se firmara la venta definitiva, cosa que obviamente no sucedió: "Preguntadle a Bankia" dijo Salvo. La noticia de que podía haber problemas o desacuerdos entre Bankia y Peter Lim corrió de inmediato como la pólvora si bien el propio Valencia se encargó de calmar la situación. Tiempo después, concretamente este viernes 19 de septiembre, algunos acontecimientos que durante la semana parecían de poca importancia, ganan en significancia.

Fundamentalmente el viaje de Amadeo Salvo a Singapur; en teroía partió hacia allí porque el propio Peter Lim le había invitado al Gran Premio de Fórmula 1 que se celebra este fin de semana, pero lo cierto es que las dos grandes crisis que ha vivido el proceso de venta en los últimos meses se han saldado con sendos viajes del presidente del Valencia a Singapur para desbloquear la situación, de ahí que en estos momentos convenga hablar de de ´venta bloqueada´ y no de operación rota. De hecho, esta es la terminología que utlizan las partes, es decir, ni Bankia ni Meriton hablan de que se ha roto todo y no hay marcha atrás, hablan de bloqueo.

Lo que Bankia pide ahora
Llegados a este punto, ¿dónde está entonces el desacuerdo? Pues básicamente en una serie de puntos que incluye Bankia de nuevo cuño y que Peter Lim no está dispuesto a aceptar. Y eso no es nuevo, porque conviene recordar que la fricción del mes de agosto estaba en las garantías que Bankia pedía a Lim, concretamente unas nuevas garantías personales que como la propia entidad financiera reconoció, no figuraban en el contrato del prinicipio de acuerdo que las dos partes redactaron, circustancia que fue confirmada por este periódico en su momento.

Pues bien, el banco introduce ahora nuevas condiciones„que Lim no quiere aceptar„ y son estas: 1. Bankia quiere poner un límite a la capacidad de endeudamiento futura del Valencia cuando Meriton sea máximo accionista. 2. Quiere también parte de los ingresos extraordinarios que genere el club por la explotación del nuevo estadio y que estos se destinen a reducir la deuda. Meriton reclama su derecho a hacer con esos ingresos lo que considere. 3. Bankia quiere controlar y fiscalizar los movimientos entre el Valencia y Meriton con los futbolistas. Y 4. La entidad financiera no está de acuerdo en que Peter Lim recupere su dinero en cuatro años, que son los cuatro años de carencia que da Bankia.

Al respecto Lim, que ya ha adquirido compromisos importantes con el Valencia a través de futbolistas, como Rodrigo, André Gomes y Negredo, considera que Bankia está poniendo excesivas trabas que impiden el acuerdo y por el momento se retira exasperado con la actitud de las personas que negocian en nombre del banco, Antonio Zafra y Angel Luis Moratilla. Es más, desde el entorno de Lim y el Valencia se considera que las nuevas exigencias de Bankia son un intento de seguir controlando el club como si fuera una especie de administrador concursal. Por su parte, Bankia ha transmitido en los últimos días que Meriton ha pedido tiempo para ajustar su plan de negocio pero que la operación se cerrará en breve. No será así si las posiciones se mantienen donde están.

La negociación, después de muchos meses, vuelve a estar en un punto delicado coincidiendo con la visita del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, a Valencia. Salvo está en Singapur pero desde el Valencia se asegura que tiene previsto dar una rueda de prensa el lunes antes del partido del Valencia en Getafe. De momento, el único que se ha pronunciado oficialmente al respecto es Goirigolzarri, que ayer estaba en Valencia en un desayuno informativo y aseguraba desconocer "los problemillas que pueda haber. Es un tema tremendamente complejo y trabajamos con voluntad de llegar a un acuerdo final".

Enlaces recomendados: Premios Cine