España no estará peleando por las medallas en el Eurobasket Femenino, pero este sábado ante Rusia tiene una cita vital en la que se juega una plaza en el premundial. «Es el momento de tirar hacia delante, y eso pasa en su futuro más cercano por este sábado. Es un partido con una trascendencia vital para todos nosotros y para ellas principalmente», aseguró Jorge Garbajosa, presidente de la FEB, durante un almuerzo compartido con los medios de comunicación.

En ella destacó la gran conexión con la grada de La Fonteta en unos últimos encuentros en los que ha habido «2.900 aficionados pero parecían 29.000 por la comunión que hubo. Eso es lo queremos seguir viviendo, pero me gustaría seguir viviéndolo el sábado y también el domingo. Por desgracia no estará España, pero están ahí las semifinales y el domingo la gran final junto con el tercer y cuarto puesto»

En este sentido, Garbajosa incidió en que «esta es una ciudad de baloncesto, sin género, y me gustaría que la gente lo disfrutara. No estará nuestro escudo, pero me gustaría que vivieran primero el sábado a las 15:00 horas un enorme partido, de gran importancia para nuestra selección y contra un pedazo de rival que casi se mete en semifinales. La gente lo sabe apreciar y nos gustaría que disfrutaran de ello». Y es que para el presidente de la FEB «esta comunión, incluso en una noche tan dura como tras la derrota ante Serbia, es tu salvoconducto para ilusionarte. El baloncesto femenino tiene un proyecto por parte de la FEB que no va a parar, que no depende de un resultado, por duro que sea, que lo es, y momentos como los del miércoles con los aficionados te hacen rehacerte».

"La experiencia que estamos viviendo en este campeonato está siendo preciosa. Ver una Fonteta llena, con todas las dificultades de organización que hay, y absolutamente volcada, y a las jugadoras con una comunión con la afición espectacular"

Jorge Garbajosa - Presidente de la FEB

Por este motivo, en un día nada fácil para nadie en la Federación Española, su presidente quiso dar las gracias «al aficionado y al equipo Gracias porque la experiencia que estamos viviendo en este campeonato está siendo preciosa. Ver una Fonteta llena, con todas las dificultades de organización que hay, y absolutamente volcada, y a las jugadoras con una comunión con la afición espectacular. Y lo segundo es invitarles a todos a seguir disfrutando de esto. Es duro, no es fácil, pero el sábado hay un día muy grande del baloncesto femenino español». .

Llamada a la afición

España se juega mucho, y por eso Jorge Garbajosa quiso hacer «llegar a los aficionados la importancia del partido del sábado, la gran fiesta que se puede vivir en el partido ante Rusia. "Nos jugamos un premundial, que es muy importante, pero sobre todo pensando en el equipo, en ellas, que todo lo que han hecho tenga una continuidad el verano que viene. Y estoy seguro de que la va a tener».

En el deporte profesional la línea que separa el éxito del fracaso es muchas veces muy delgada. Es lo que le ha pasado a España, algo que Garbajosa sobrelleva «apelando a tu condición de deportista. Cuando te dedicas a esto como jugador, dirigente, cómo lo que sea sabes que esto pasa. Y que cuando hablamos de los detalles parece más una declaración de cara a la galería pero es que es así. Tras perder ante Serbia dimos setecientas vueltas para ver que podíamos haber hecho mejor, en qué nos equivocamos, y fue ese punto de azar y de suerte que nos ha acompañado muchos años, hay que reconocerlo, y el miércoles no tuvimos esa suerte».

Detalles, comentó, como «un tiro en el último segundo del primer día contra Bielorrrusia y que te manda por un lado del cuadro malo para nuestros intereses. Vas por el otro lado del cuadro, el equipo remonta, se rehace, engancha a la afición, y ante Serbia un tiro libre de Cristina Ouviña, que es mi ojito derecho por su compromiso, calidad, capacidad, pues no entra, y puede pasar. Y te manda a una prórroga un poquito a remolque. El trabajo es excelentemente bueno, pero el detalle no nos ha ayudado».