Primero fue Cristiano Ronaldo apartando las botellas de Coca-Cola de su mesa en la sala de prensa. Algo que originó millonarias pérdidas a Coca-Cola en solo unas horas. Sin embargo el gesto del portugués ya ha tenido a un imitador: Paul Pogba.

El medio fue designado como Mejor Jugador del partido Francia - Alemania. La encargada de otorgar el premio es la conocida marca de cervezas Heineken. De hecho el trofeo es una estrella característica de la cervecera. Pues bien Pogba al sentarse en la silla de la sala de prensa hizo lo mismo que Cristiano el día anterior, quitar del plano la botella de Heineken 0'0 alcohol que estaba como publicidad.