Mireia Rodríguez culminó su participación en el European Open de Praga de judo con una meritoria medalla de plata después de una destacada actuación en la competición continental.

En la final de la categoría -48 kg, la judoca representante de la Federación Valenciana de Judo perdió ante la portuguesa Raquel Brito. Un combate que significó la medalla de plata certificando su buen desempeño en el tatami durante el torneo.

Previamente, en semifinales, la alicantina alcanzó el combate por el título tras imponerse ante la francesa Manon Urdiales. En cuartos de final, superó a la neerlandesa Amber Gersjes mientras que, en la ronda preliminar, venció a la italiana Rebecca Valeriani.

Mireia Rodríguez, con su plata FJCV

Por su parte, Marina Castelló finalizó en la quinta posición de la categoría -52 kg, y Pedro Gómez fue séptimo, en la categoría -60 kg, completando así los resultados para la delegación valenciana.