La audiencia de Pasapalabra pide un cambio urgente en el programa. Denuncian falta de agilidad en los momentos finales del rosco, en los que es habitual que los concursantes apuren sus últimos segundos a base de "pasapalabra". "Se hacen muy pesados y aburridos", lamentan algunos seguidores del programa a través de sus redes sociales.

Ahora está por ver si la dirección del programa les hará caso. No sería la primera vez que un concurso hace cambios en su estructura por petición de la audiencia. De hecho, como se suele decir, "el cliente siempre tiene la razón". En este caso el cliente es el telespectador, y todo el mundo sabe en el negocio de la televisión que cuando el cliente falla, suelen rodar cabezas en forma de cancelaciones.

Eso sí, no parece que en este caso vaya a ser así, pues Pasapalabra es uno de los grandes éxitos de la tarde en la televisión española. Si bien, desde la marcha de Pablo Díaz, el programa ha perdido a uno de sus concursantes más carismáticos y de los que más enganchaba al público.

Pablo Díaz consiguió convertirse en uno de los concursantes más populares de Pasapalabra. En una entrevista concedida recientemente a la web de Antena 3 el joven que participaba en el concurso más importante de la televisión y que se llevó 1,3 millones de euros confesó que veía el concurso con ella y que por eso se presentó, casi en su homenaje. Pero el suyo no fue el primer paso honroso por la pequeña pantalla. Antes hubo otros concursantes que triunfaron en la televisión como Fran González, el asturiano de Pasapalabra que fue también uno de los protagonistas del rosco. De hecho él también se acabó llevando el premio más alto de la televisión. Y desde entonces desapareció.

El concurso de Antena 3 actualmente no tiene unos "magníficos" como sí tienen otros formatos como por ejemplo "Saber y ganar" pero sí que cuenta con un gran elenco de ganadores que, de hecho, son hasta amigos y se reúnen de forma periódica. El hecho de que sean tan conocidos ha hecho que muchos se conviertan en auténticos reclamos.

Pasapalabra lleva años siendo uno de los concursos más vistos y valorados de la televisión. Ya cuando hace años se estrenó en la pequeña pantalla en nuestro país de la mano de Antena 3 el formato consiguió grandes datos de audiencia. Tanto que Telecinco se fijó en el concurso y lo compró y empezó a emitir después de Sálvame y antes de su informativo de noche. Sin embargo una demanda de la productora que tiene los derechos de emisión de este formato a nivel internacional hizo que la principal cadena de Mediaset tuviera que dejar de emitir Pasapalabra hace varios meses. El concurso salió a “concurso” nunca mejor dicho y fue Atresmedia la que se hizo con los derechos

La jugada le salió bien a Antena 3 por dos razones: la primera porque gracias a este programa puede presumir de haber hecho récords de audiencia (de hecho en el mes de enero estuvo a punto de ganarle la batalla a Telecinco de audiencia después de casi dos años de reinado de Mediaset). Pero la importancia de Pasapalabra va más allá Y es que el concurso se emite apenas unos minutos antes del informativo de la noche. Y todas las cadenas quieren liderazgo de audiencia en esa franja para poder presumir de que sus informativos son los más vistos.