El manotazo de Will Smith a Chris Rock en la gala de los premios Oscar sigue trayendo cola. Ahora la protagonista ha sido, nuevamente, Jada Pinkett Smith, la mujer de Will Smith. Ha pasado un tiempo desde el desafortunado incidente, se han calmado las aguas y el actor Will Smith ha ingresado incluso en una clínica de rehabilitación.

Mientras tanto, Pinkett Smith ha mostrado una imagen más dura contra el comportamiento que tuvo Will Smith en la gala de los Oscar, dejando claro que no comulga para nada con los actos de su esposo.

La famosa actriz, con papeles destacados en películas como Matrix o series como Gotham, en un principio parecía dispuesta a mantener una situación de equidistancia al respecto del manotazo mientras se apaciguaba el asunto.

Su primera declaración al respecto fue en su cuenta personal de Instagram, dónde a través de un críptico mensaje buscaba explicar que era momento de sanar las heridas y dejar que la situación mejore. No obstante, todo esto ha cambiado ahora mismo.

Ahora, Pinkett Smith ha decidido dar la espalda a su marido con sus más recientes declaraciones: "Nunca dije que necesitaba protección, fue en el fuego de la acción y él fue quien exageró, pero yo no lo hice ni lo haría de ninguna manera" explicó la intérprete de forma que ha sorprendido a todo el mundo.

La pregunta más recurrente ahora mismo es qué ocurrirá tras estas duras afirmaciones. Nadie lo sabe, pero está claro es que Pinkett Smith se ha desmarcado completamente de su pareja en un giro de los acontecimientos que resulta totalmente sorprendente después de que la polémica se enfriase. Es posible que ambos estén enfrentando ahora mismo una importante crisis matrimonial.