'La Isla de las Tentaciones' es uno de los programas de mayor éxito de la televisión española en los últimos años. Cada edición llegan más aprendidos los jóvenes emparejados, pero también los tentadores, esos ligoncetes de medio pelo que parecen clonados por miles. Sin embargo, el morbo de apostar por cuál será la primera pareja en romper o en ponerse los cuernos, sigue siendo la sal del programa. Y la de Mediaset, que no encuentra otra forma para recuperar el share.

Podríamos resumir el programa en una villa en la que una decena de ligones intentan convencer a cinco personas para que rompan con sus parejas. Algunas citas por el campo, juegos más propios de jóvenes de 15 años, baños en la piscina y fiestas nocturnas. Precisamente aquí es donde se generan el mayor número de vídeos, entre bailes, conversaciones aduladoras y alcohol. Mucho alcohol.

¿Cuánto alcohol beben en 'La Isla de las Tentaciones'? Esta es una pregunta que se ha presentado en numerosas ocasiones en los debates y tertulias sobre el programa. Se pasan muchas horas de la noche con una copa en la mano, dándole al jarro sin piedad... o eso parece. Hay quienes siempre tienen un baso con bebida, pero esta carece de hielo durante toda la noche, pero otros sí que se toman unas cuantas.

Sobre esta cuestión, Diego Pérez Asón, concursante cántabro que pasó por el programa, comentó en TikTok la "barra libre" de la que disponen. "Hay barra libre, pero con control. Cuando alguien se veía que iba muy afectado, se le cortaba y no le daban más". "Ellos (la organización) son los que te llaman y te decían: 'Oye Diego, pues ven, recárgate esto'. Normalmente, eran ellos los que nos llamaban para recargarnos la copa o darnos un chupito", comentó para sorpresa de muchos.

Cuestionado sobre el más bebedor, señala a su compañero Manuel: "Manuel iba siempre allí (a recargarse la copa de alcohol). No hacía falta que le llamasen, iba siempre él. A veces tocaba la puerta y no le abrían", dijo entre risas.