'Pesadilla en la cocina' es un programa en el que se mezclan varios sentimientos y todo lo importante transcurre entre la cocina y la sala de los restaurantes. Alberto Chicote presenta y protagoniza las escenas más relevantes, pero hay una cara oculta.

El programa ha regresado a la parrilla después de un tiempo sin renovar y entonces ha aparecido una exparticipante de 2016 para desvelar lo que la cámara no deja ver. Se trata de Helena F. Santos, responsable del local Don Super Pollo. La joven ha decidido explicar su experiencia en TikTok.

La chica era consciente de que el problema principal del local era el personal, pero el programa tiene su metodología. "Desde que hicimos el casting hasta que vinieron a grabar pasaron muchos meses y los problemas en el restaurante iban a más. Aquello era una olla exprés. Cuando firmas los papeles de derecho de imagen te dicen que, a partir de ese momento, no puedes tocar nada y lo tienes que dejar todo tal y cómo está". Precisamente este argumento es algo habitual entre los locales por los que pasan Chicote y su equipo. Lo dicho, la televisión tiene sus tiempos.

Más 'Pesadillas en la cocina' con Chicote

El rodaje se prolongó durante cuatro días, en jornadas de 12 horas o más, pero Alberto Chicote no siempre estaba presente en el restaurante. "Es una persona muy agradable, pero sólo sale en escenas concretas. Cuando no estamos grabando está fuera con su equipo". Por último, la propietaria se queja de que se hubiera intentado culpar a un jefe de cocina "que era muy buena persona" cuando ese no era el problema. Habrá que esperar a que la propia Helena realice otro TikTok con la parte buena del paso de Chitote por su local.