El barato producto de Lidl que evita que roben en tu casa y es un gran regalo de Navidad

Esta tecnología arrasa en los supermercados al ser tan efectiva como económica

Cada uno tiene diferentes temores, pero algunos suelen afectarnos a todos. Uno de los que más suelen aterrorizar al español medio es que le entren a robar a su casa. Muchos objetos con un importante valor material y sentimental quedan expuestos a que los ladrones se los lleven y nos dejen sin ellos.

Ante la posibilidad de que ocurra esta desgracia los ciudadanos no suelen escatimar en protección antirrobos. Los sistemas de alarma son de gran ayuda y se pueden complementar con otros objetos como cámaras de videovigilancia, rejas y sofisticados métodos que dificultan el asalto a los hogares. Toda inversión en seguridad es poca, pero es cierto que no todos estos gastos están al alcance de cualquier bolsillo.

Lidl tiene una solución muy barata: un felpudo antirrobos por 20 euros

Sí, has leído bien: se trata de un felpudo. ¿Cómo puede evitar un robo? Es muy sencillo, ya que aparentemente no es ningún sistema antirrobos pero debajo esconde un sensor que hace sonar una fuerte alarma si el ladrón lo pisa o lo mueve. Se puede activar o desactivar en cualquier momento e incluso tiene una función de timbre para cuando es una visita deseada. Lidl lo vende a un precio rebajado de 19,99, ya que el importe recomendado es de 19,99. Podríamos decir que se trata de un barato producto de Lidl que evita que roben en tu casa y es un gran regalo de Navidad, cumpleaños o porque sí.

Sus 105 decibelios harán que se entere todo tu edificio si vives en un piso y toda la calle si vives en un chalet. Los vecinos se percatarán rápidamente de lo que sucede y los ladrones no tendrán más remedio que huir sin haber forzado la puerta. Un sistema que no tiene que sustituir a otros pero es muy útil de forma adicional o en caso de que no puedas pagar otro tipo de alarmas.

Este producto se coloca debajo de nuestro felpudo habitual y nadie podrá sospechar que está. Está hecho de plástico y PVC, pesa un kilo y sus dimensiones son 56 x 36 x 1,5 centímetros. Cuenta con el certificado de marca de Easymaxx y tiene una garantía de dos años. Toda una revolución en el mercado antirrobos.