El zasca de un hostelero a un cliente insatisfecho que revoluciona las redes

Una reseña criticaba el servicio del restaurante y la respuesta del propietario no deja a nadie indiferente

El zasca de un hostelero a un cliente insatisfecho que revoluciona las redes

El zasca de un hostelero a un cliente insatisfecho que revoluciona las redes / Pixabay

Hoy en día la hostelería se encuentra en otra dimensión. Hay muchos restaurantes disponibles y también podemos recabar más información sobre ellos. Normalmente es fácil encontrar en internet la carta y también las valoraciones de clientes que han visitado anteriormente el establecimiento.

Una de las vías más comunes es Google. Todos los usuarios pueden dejar su opinión a través de una reseña, puntuando de una a cinco estrellas a los restaurantes y dejando un comentario relatando su experiencia. Eso decidió hacer una clienta que quedó insatisfecha con el servicio del restaurante Rebost de Roures de la localidad castellonense de Benicàssim.

Todo Twitter aplaude el zasca del propietario a la clienta

"Éramos 2 y no nos han querido atender diciendo que las mesas vacías estaban reservadas, lo que era poco posible puesto que cerraban cocina en 15 minutos", critica la clienta en su reseña. Seguramente pensaba que saldría bien parada, pero lo cierto es que la respuesta del propietario del restaurante no le deja en buen lugar.

"Buenas tardes, efectivamente, llegaron a falta de diez minutos de cerrar la cocina y sin haber reservado ninguna mesa un lunes 22 de agosto, razón por la cual se les dijo que no se les podía atender. La razón de este comportamiento por mi parte es que los trabajadores tienen un horario (y una vida) con el que cumplir y que ustedes lleguen sin reserva a falta de diez minutos de cerrar cocina, no es razón para que se alargue su jornada de trabajo. Comprendo que tradicionalmente los locales de hostelería explotaban a sus trabajadores para cumplir con los deseos de cualquier persona que pasase por su local, pero nosotros creemos que se debe respetar el horario de los trabajadores. Si desean venir en otra ocasión, les recomiendo que llamen para reservar y así evitamos situaciones desagradables como la que han sufrido. Mi más sincera disculpa por el malentendido y ojalá puedan venir a comer pronto", fue la respuesta.

Este zasca no ha pasado desapercibido para las redes sociales, en especial para Twitter. Decenas de miles de usuarios aplauden una respuesta tan contundente como elegante. Y es que ante la mala fama de los hosteleros en el trato a los camareros este propietario ha demostrado lo contrario poniendo a sus empleados por encima de los clientes.