"Soy la MILF de Valencia y quiero un empotrador"

Esta dependienta de Zara de 41 años dice saber lo que quiere en First Dates, el programa de Carlos Sobera

"Soy la MILF de Valencia, quiero un empotrador"

"Soy la MILF de Valencia, quiero un empotrador" / Cuatro

Es bastante común encontrar a personas peculiares en realities como La Isla de las Tentaciones o Supervivientes, pero también desde hace unos años en First Dates. Hablamos del programa estrella de Cuatro, canal secundario de Mediaset, que suele reunir entre millón y millón y medio de personas frente a la pantalla. Una media de 8% de share no es moco de pavo. Sin ir más lejos, en todo 2023, de las 20 emisiones más vistas de la cadena sólo la visita de Bárbara Rey a 'Viajando con Chester' se ha colado entre un interminable listado de emisiones de First Dates.

Con Carlos Sobera como presentador, son miles de parejas las que han tenido citas en el restaurante más famoso de la pequeña pantalla desde que se estrenó en abril de 2016. Desde entonces, han salido decenas de parejas consolidadas, incluso matrimonios y concepciones. Hay amor y en ocasiones empieza frente a una cámara, que no todo va a ser Tinder y sus trucos para ligar.

La MILF de València

Uno de los últimos descubrimientos del programa ha sido Marta, una valenciana de 41 años que trabaja en Zara, y que sorprendió al presentador del programa, Carlos Sobera, diciéndole claramente algunas de sus preferencias. La sonriente y habladora Marta entró al restaurante y no dudó en pedirle a Carlos Sobera un favor: "Se me da bien conocer a gente porque todos quieren a Marta. Soy la MILF de Valencia, la famosa... Vamos, que quiero un empotrador".

Marta, caliente en First Dates

A la cita llegó Argimiro, un agente de seguros y árbitro de fútbol en categorías inferiores de su misma edad. A él rápidamente le gustó Marta, con quien se sintió cómodo hablando de todo un poco. Y, como suele ser habitual en First Dates, no se tardó en sacar el tema del 'mambo'. "Según el momento es bueno que seas un buen corredor", le dijo ella, que le contó que tenía una cuenta de TikTok en la que en ocasiones daba contenido para mayores de 18. Que si la tenga grande, que si quiere un empotrador... lo típico. Ambos se fueron juntos para tener una segunda cita en la que probablemente Marta le puso a prueba en aquello de 'montar muebles'. A Matías Roure, desde luego, le hizo mucha gracia la MILF de Valencia.