Kiko Matamoros es uno de los rostros más reconocibles de Telecinco y Sálvame. El contertulio está luchando contra una adicción. Así lo ha reconocido en sus redes sociales, donde ha anunciado el inicio de su batalla, tras un consejo de su médico: "Me lo ha aconsejado y lo voy a intentar".

En contra de lo que puedan pensar muchas personas, no se trata de las drogas, algo de lo que le acusó su hermano Coto (y a otros del programa), sino del tabaco. El colaborador de Sálvame afirma consumir "muchos paquetes diarios". "Mi neumóloga me lo ha aconsejado y lo voy a intentar", ha reconocido en sus redes sociales.

El 'otro' Matamoros

Independientemente del oscuro pasado de Kiko Matamoros como persona muy cercana a la difunta Carmina Ordoñez, el frente de su hermano Coto sigue coleando (y seguirá mientras vivan). En una entrevista a Jordi Wild para 'The Wild project', Coto Matamoros afirma que su hermano Kiko y otros miembros de Sálvame se drogaban.

"Cada vez que me cruzaba con mi hermano me decía: '¿Tienes algo?'", explica Coto Matamoros, en una clara alusión a las drogas. "Ni para comprar. Venga, cómprate un pollo", dice Coto que respondía a su hermano.

Kiko Matamoros

El infierno de Kiko Matamoros con la adicción a las drogas

Pero las acusaciones no acaban aquí. Coto Matamoros afirma en su entrevista que no sólo Kiko era el que consumía. También señala al presentador Jorge Javier Vázquez. La sombra de la drogadicción extendida por Coto Matamoros también llega a otros miembros del programa. "Son todos iguales", dice.