La valenciana más picante de First Dates

La joven azafata empezó la cita tomando chupitos y no tardó en soltar algunas perlas de lo más llamativas

Ainhoa y Mat, en First Dates

Ainhoa y Mat, en First Dates / Cuatro

El restaurante de First Dates suele tener como comensales a personajes de todo tipo. Los vemos con personalidades o gustos extraños, con pintas de lo más excéntricas o incluso sin saber situar la Comunitat Valenciana en el mapa. En lo que sí suelen coincidir todas las citas es que uno u otro de los participantes tiende a sacar conversaciones subidas de tono incluso antes de que el programa les incite a ello por medio de juegos.

En una de esas citas encontramos a Ainhoa, una valenciana que se ganó el protagonismo del programa con sus comentarios. Para empezar, la joven tiró de chupitos nada más conocer a su cita, algo que llamó la atención de Matías, el camarero argentino de First Dates. Chupito va, chupito viene, mientras que su cita, Muthanna, tiraba de agua.

Primeras impresiones en First Dates

Carlos Sobera le preguntó sobre su personalidad nada más verla, a lo que Ainhoa contestó que "puro love, pura dinamita". Empezaba bien la cosa. Estudiante de Farmacia y azafata esporádica, la valenciana dejó a cuadros a su cita al tomarse su segundo chupito y dejar una frase de lo más llamativa: "Estoy sudando como una guarra... porque estoy nerviosa. Madre mía, tú te pides agua y yo con chupitos de jagermeister".

Muthanna es nutricionista, por lo que la afición de la valenciana por la vida nocturna y el alcohol no le convenció, aunque ella intentó dejarle claro que no era lo que parecía (o lo que ella creía que podía parecer). "Doy imagen de 'buah'... esta pava me come con patatas... estoy por civilizar...y claro... como trabajo de noche... la gente cree que eres una guarra y no eso no es verdad", dijo.

La viral respuesta de Ainhoa

"Tengo tanta hambre que me como un toro ahora mismo", empezó diciendo Ainhoa nada más sentarse a la mesa. Él quiso jugar un poco y, con cierto tono pícaro, le preguntó sobre lo que más le gusta (de menú, se entiende). Ella, con tanta simpatía como soltura, le dejó boquiabierto con su respuesta: "¿Lo que más me gusta? A mí, que me entre justa". Risas, conversación amena y al final cada uno por su lado, ya que él se negó a tener una segunda cita con la buena de Ainhoa. No hubo magia en el programa de Cuatro en esta ocasión.