Los dos trucos para adelgazar sin dieta y sin comer menos calorías

Fallar en lo más simple puede tirar por tierra todos los esfuerzos para perder peso y conseguir un vientre plano

Adelgazar no sólo es posible, sino que también puede ser más fácil de lo que parece si tienes una actitud correcta. ¿Buscas trucos para perder peso? Es importante que tomes todo el proceso con filosofía ya que la cabeza también tiene un papel importante para conseguir el objetivo final.

El momento siempre es bueno, si tu crees que es tu momento. Marca el objetivo y, además de comer de forma saludable y hacer ejercicio físico a diario, cuida tus hábitos alimenticios. Todo será es más fácil, no sólo consiste en reducir grasas y contar calorías, hay otros factores que nos hacen engordar sin que seamos conscientes de ello.

Claves y riesgos comunes para adelgazar: mejor a largo plazo

Uno de los riesgos más importantes cuando se trata de adelgazar es el temido efecto rebote, el que nos hace recuperar el peso perdido una vez que abandonamos el régimen de alimentación al que nos hemos sometido durante un determinado tiempo. Es algo que sucede sobre todo con las dietas milagro que están enfocadas a eliminar mucho peso en poco tiempo.

Médicos y nutricionistas coinciden en que la mejor manera de adelgazar es hacerlo a largo plazo, instaurando hábitos saludables de consumo en el día a día para que no se trate solo de estar a dieta, sino de tener una alimentación sana y equilibrada. Si, además, le añadimos el deporte, estaremos un poco más cerca de conseguir nuestro objetivo.

El cardio está bien pero no olvides la musculación al hacer ejercicio

El ejercicio te hace gastar algo de energía, pero no debe ser nunca la base única: la clave para echar sumas y restas está en la alimentación. Sin embargo hacer deporte acelera el metabolismo, algo clave para quemar más calorías con las acciones cotidianas del día a día y perder peso más rápido.

El cardio, es decir, toda actividad que requiere de un esfuerzo de larga duración, es el tipo de ejercicio que más quema. Pero insistimos: no debes basar tu plan de entrenamiento sólo en esto porque además de la grasa elimina el músculo. Para mantener éste último a tono debes hacer también ejercicios anaeróbicos, es decir, los que no son de fondo sino de fuerza.

La forma de masticar y la hora de la cena, dos claves desconocidas

Comer es más sano si se incluyen superalimentos en tu dieta

Comer es más sano si se mastica más cada bocado / Pexels

Franco Berrino, prestigioso médico italiano, ha dado cuatro claves para perder peso. Dos son obviedades como los alimentos que debemos comer y los que no. Como si el problema fuera de desconocer esto. Más conocido es, aunque no todos lo saben, uno de los dos trucos en los que nos vamos a centrar: cenar pronto de noche. Los estudios revelan que es mejor adelantar la última comida del día y hacer que sea menos copiosa, aumentando a cambio las cantidades del desayuno o la comida.

Donde sí sorprende el doctor es en un factor muy diferencial: masticar. Generalmente uno de los errores de las personas con sobrepeso es que mastican poco. En un estudio que comparaba a personas que masticaban 15 y 40 veces por bocado las últimas adelgazaron más. Si se mastica mucho el estómago produce menos grelina, que es la hormona del apetito. Si tragas rápido tienes más hambre. Así que mascar mucho más cada bocado hará que tengas menos ganas de comer y adelgaces.