CONTROL DE PLAGAS

La plaga de chinches llega a España: ¿Son peligrosas para la salud? ¿Qué hacer para evitarlas?

Las chinches que han invadido París ya han llegado a España. Esto es todo lo que tienes que saber para evitar que las chinches entren en casa.

Imagen de las picaduras producidas por chinches que denunció una vecina de Canet este verano tras estar en el H. Clínico.

Imagen de las picaduras producidas por chinches que denunció una vecina de Canet este verano tras estar en el H. Clínico. / EL PERIÓDICO

Las chinches eran una de esas plagas que se creían controladas en Europa, al menos hasta ahora. Porque desde hace unas semanas París se encuentra invadida por estos insectos: hoteles, cines, transporte público… Tanto es así que el ayuntamiento de la ciudad ya ha pedido ayuda al presidente francés Macron para exterminarlas.

En España, al igual que en el resto de países vecinos, preocupa mucha esta situación, ya que las chinches son conocidas como 'la plaga viajera', tal y como explica Jacinto Díez, responsable de comunicación y portavoz de Rentokil Initial:

  • "Las chinches se cuelan muy fácilmente en las maletas, o se pegan en la ropa sin que nos demos cuenta, y terminamos llevándolas a casa. Lo mismo pasa con mercancías que llegan a España desde todas las partes del mundo".

Las chinches ya están en España

Lo más alarmante es que este insecto se encuentra ya en nuestro país. De hecho, Maria Perez, una de las bailarinas de la cantante eurovisiva Chanel Terrero, ha terminado en el hospital debido a las diversas mordeduras de chinches tras pasar la noche en un hotel de Zaragoza.

La bailarina ha contado su experiencia a través de sus redes sociales, donde se pueden apreciar las diversas marcas por su cuerpo: "Me han devorado todos los brazos, cuello y cara" dice en el vídeo.

De hecho, el picor era tan intenso que se vio obligada a acudir a urgencias, donde le recetaron

y una pomada. Afortunadamente ya se encuentra mejor, y ha tomado las medidas higiénicas necesarias.

Para evitar situaciones como esta, es importante tomar ciertas precauciones, tal y como aconsejan los expertos en la materia.

¿Las chinches se alimentan de sangre?

El clima también es un factor importante cuando hablamos de plagas. Tal y como apunta la doctora Patricia Guillem, catedrática de Epidemiología, Salud Pública y Medicina Preventiva de la Universidad Europea:

  • "Las chinches, como muchos otros insectos, disminuyen su actividad cuando llega el frío. Debido al cambio climático, el hecho de que en octubre continúen las altas temperaturas, favorece que sigan reproduciéndose"

Las chinches responsables de la plaga en Francia son de tipo hematófago, es decir, se alimentan de sangre, tanto de humanos como de animales. Y su mordedura es muy molesta, pudiendo llegar a producir reacciones alérgicas.

Además, las chinches son pequeñas y escurridizas por lo que es esencial saber identificar las señales de alarma para detenerlas antes de que se conviertan en plaga.

Chinche alimentándose de sangre humana

Chinche alimentándose de sangre humana / Harvard University, Dr. Gary Alpert; Dr. Harold Harlan; Richard Pollack. Photo Credit: Piotr Naskrecki

Problemas de salud pública de las chinches ¿España tiene riesgo de plaga?

Tal y como explica la doctora Guillem, las chinches en principio, no transmiten enfermedades, sin embargo, son un problema de salud pública al que hay que prestar atención:

  • "Los insectos actúan como vectores a la hora de transmitir enfermedades. Y aunque no sea el caso de este tipo de chinche en concreto, no se puede permitir que la plaga se extienda. Hay que apostar siempre por la exterminación"

Y aunque apunta que en España es difícil que se llegue al nivel de infección de Francia, obviamente, es algo que nadie puede afirmar con seguridad.

Por su parte, Jacinto Díez explica que en nuestro país existen importantes protocolos de prevención y control de plagas, tanto a nivel estatal como privado.

Por ejemplo, Rantokil trabaja con muchos hoteles no solo a nivel de exterminación de plagas, sino con sesiones formativas de detección para que los empleados sepan identificar la presencia de estos insectos.

Una detección temprana es esencial para el control de las chinches, ya que es un insecto muy prolífero.

Cómo saber si hay chinches en casa: señales de alarma

1. Debemos saber identificar la mordedura de las chinches

Las chinches son insectos que se alimentan de sangre, por lo que la primera señal de alarma serán siempre las picaduras.

Aunque tal y como aclara la doctora Guillem, las chinches no pican, muerden. Por lo que la lesión es diferente de la que puede producir, por ejemplo, un mosquito.

  • "Mientras que con una picadura de mosquito aparece un enrojecimiento e hinchazón de la zona, las chinches dejan heridas un poco más grandes en la piel, dado que se trata de una mordedura" explica la doctora Guillem.
Mordedura de chinche en el brazo

Mordedura de chinche en el brazo / James Heilman, MD, CC BY-SA 3.0

Además, las mordeduras de chinches provocan mucha picazón y suelen aparecer agrupadas, unas cerca de otras.

  • La doctora recomienda no rascarse la zona, y tratarla con algunas cremas tópicas para picaduras de insectos o incluso antihistamínicos si tenemos historial de alergias, para prevenir el empeoramiento de la situación.

En definitiva, si notamos que nos despertamos con picaduras de forma frecuente, debemos inspeccionar a fondo nuestras zonas de descanso, como el sofá o la cama, que son las zonas preferidas de las chinches para anidar.

2. Buscar manchas marrones o rojizas en las sábanas

Hay que tener en cuenta que las chinches son insectos muy escurridizos, que se esconden en pliegues, en rendijas del cabecero, en las sábanas… Por eso a veces son difíciles de ver.

Una forma de detectarlas es buscando manchas rojizas o marrones en las sábanas, ya que el excremento  de las chinches es de este color debido a la hemoglobina de la sangre.

3. Piel o huevos

Si bien esto es más difícil de ver, las chinches mudan la piel, por lo que también podríamos ver finas pieles casi translúcidas por los alrededores de la cama.

En cuanto a los huevos, son pequeños y de color amarillento, y si nos fijamos podemos identificarlos en contraste con alguna superficie más oscura.

Es importante estar atentos a estos indicios, puesto que no es tan fácil ver individuos adultos. En el caso de que veas varias chinches adultas fácilmente a la vista, malo. Puede ser señal de que estamos ante un número preocupante de población.

Si tenemos mascotas también es recomendable revisar su pelje, sus camas y sus juguetes.

¿Qué hacemos si tenemos chinches en casa?

Tanto la doctora Guillem como Díez, coinciden en que el mejor consejo es avisar a alguna empresa especializada, para tratar el problema de raíz, y de forma eficaz.

Jacinto Díez advierte que los métodos caseros no funcionan:

  • "Actualmente, los productos insecticidas actúan sólo contra individuos jóvenes y adultos, pero no los huevos. Por eso, es fácil que se produzca una reinfección si no se trata de forma adecuada. Nosotros solemos trabajar con una técnica de calor. No es tóxico y además es muy efectivo tanto con los ejemplares adultos como con los huevos".

Consejos prácticos para prevenir las chinches

Si volvemos a casa de un viaje, lo más recomendable es examinar a fondo tanto la maleta como nuestra ropa, porque, tal y como Díez recuerda, las chiches son 'viajeras':

  • "Cuando llegamos a casa, debemos dejar la maleta en el cuarto de baño, o en la terraza, e inspeccionar a fondo costuras y cremalleras. Lo mismo con la ropa, nada de meter las prendas en el armario: directas a la lavadora a 60º grados"

La doctora Guillem aporta algunos consejos para prevenir las chiches en nuestro día a día:

  • Llevar ropa de tejidos resistentes (como el vaquero) y que cubra nuestras extremidades, zonas como tobillos y muñecas si vamos a lugares donde puede haber chinches, como el campo.
  • Aplicar insecticida de uso personal que podemos comprar en farmacia, para mosquitos y otros insectos.
  • Lavar la ropa con frecuencia a altas temperaturas y también usar la secadora.

Otras plagas en España

Además de las cucarachas o las ratas, en España cada vez hay más presencia de plagas potencialmente peligrosas, como consecuencia de un mundo globalizado.

Jacinto Díez destaca algunas que por el momento están controladas, pero suponen una amenaza:

  • Mosquito Tigre. Preocupa su capacidad de transmisión de enfermedades virales como el dengue, el zika, o la fiebre amarilla, entre otros.
  • Avispa asiática, que está muy instalada en la cornisa cantábrica y zona atlántica de Galicia. El principal problema es que estas avispas son depredadoras de abejas, con todo lo que esto conlleva para el proceso de polinización y la producción de miel. También destrozan cosechas, ya que las avispas asiáticas se alimentan de frutas.