El motivo por el que no debes cargar la batería de tu móvil en lugares públicos

Los puertos USB con electricidad gratis para recargar los teléfonos tienen un riesgo que la mayoría de sus usuarios desconocen por completo

Estás en la calle, miras tu teléfono y... ¡sorpresa! La batería está a punto de agotarse. Es un problema muy habitual, sobre todo en móviles que ya tienen un tiempo, y más frecuente en unas marcas que en otras. A día de hoy quedarse con el móvil apagado es un problema, pues podrías recibir una llamada o un mensaje importante en cualquier momento.

Ahora es cada vez más común encontrar puertos USB con los que puedes recargar los smartphones. Se han instalado algunos donde antes había cabinas telefónicas y muchos establecimientos públicos o vehículos de transporte también los ofrecen a los clientes y viajeros.

El peligro que no conocías de los puertos USB para cargar el teléfono móvil

Si tienes la posibilidad, carga tu móvil en un enchufe o conéctalo a un dispositivo conocido. De hecho, lo mejor si vas a pasar muchas horas fuera de casa es llevar una batería portátil. El motivo es sencillo: el cable USB de tu teléfono no solo sirve para recargarlo.

¿Qué ocurre cuando conectas tu teléfono a un ordenador? Se carga, por supuesto, y también te permite visualizar y editar los archivos que tienes almacenados en la memoria. ¿Darías acceso a todo eso a un desconocido? Nosotros no y tú tampoco deberías.

'Juice jacking': así es como tu smartphone puede recibir ataques

Los expertos están alertando de un fenómeno que cada vez sucede con más frecuencia. Y es que ese puerto USB puede estar conectado a un ordenador que robe los datos de tu teléfono. En el peor de los casos puede ocurrir algo todavía más grave como un 'juice jacking', un ataque cibernético que instala un malware en los dispositivos.

Este tipo de virus puede dar acceso no solo a tus fotografías y vídeos sino a algo todavía más privado como las contraseñas de tus redes sociales... y del banco. Por eso no es nada recomendable conectare a puertos USB de lugares públicos ni tampoco a redes wi-fi de origen desconocido. Y si lo haces limpia tu dispositivo con un antivirus para prevenir riesgos.