La lista de convocados de la selección española trajo algunas caras nuevas. Luis Enrique está haciendo pruebas y por ello ha apostado por algunos poco habituales y otros nombres sin demasiados galones en su equipo para dar continuidad a las anteriores listas. Sin embargo, en ese abanico de oportunidades hay un futbolista que no ha entrado en los planes hasta la fecha y es Roger Martí. El Pistolero es el tercer delantero con más goles en LaLiga en los últimos tres años, mantiene el nivel en la élite y es uno de los ‘nueve’ que más puntos le han dado a su equipo en este curso con sus tantos. Pero eso no parece ser suficiente.

La competencia es total en la punta de la lanza de la selección. Tanto es así que un jugador como Iago Aspas, quien lleva nueve tantos esta temporada con el Celta de Vigo, también se ha quedado fuera de la lista. Sin embargo su perfil es más el de Gerard Moreno. Un segundo punta con movilidad y que puede jugar arriba pero que no fija necesariamente centrales o es puramente de área. Lo mismo sucede con Oyarzabal, quien juega en el 4-3-3 de la Real Sociedad en una banda con Isak arriba. En ese contexto, Luis Enrique solo se ha llevado a Morata como nueve de área, y ya fue titular contra Alemania en el último choque de la Nations League del mes de noviembre.

A pesar de esa escasez de delanteros puros en la lista de la selección, la realidad es que Roger ha hecho méritos en la última etapa -en los últimos tres años- para estar más considerado o al menos estar en la terna. Cada año su nombre esta encima de la mesa entre los mejores de LaLiga Santander. En la 2018/19, el delantero completó un año espectacular y parte de la salvación llegó gracias a su puntería. Iago Aspas con 20 tantos, Borja Iglesias con 17 y la dupla del Getafe Mata-Molina fueron los únicos que hicieron más tantos que él, pero el porcentaje de minutos/gol del ariete fue superior al de varios de ellos. Lo mismo sucede en la 19/20. Y este curso ha tirado la puerta abajo definitivamente. Anota un tanto cada 137 minutos o lo que es lo mismo, cada partido y medio.

Sociedad arriba

Roger es un delantero distinto esta temporada. Su evolución es evidente. Fuera del área hace cada vez más cosas, ha trabajado duro con el cuerpo técnico y es totalmente autosuficiente. Su registro es amplio y además combina con cualquier tipo de delantero. Lo ha hecho este curso sin ir más lejos con Morales, que ataca mucho más el espacio que él, con Sergio León que es más rematador o con Dani Gómez, quien baja más y tiene mayor movilidad tanto en largo/corto como hacia las bandas.

Es cierto que en el pasado ya tuvo buena sintonía con Boateng, entre otros, y junto a Mayoral formaron una dupla muy bien definida y con roles complementarios. Pero tal vez ha sido este curso cuando ha hecho aún más cosas y casi en solitario. Por eso, la sensación es que en una lista tan abierta como la de Luis Enrique, el atacante granota debería haber tenido la oportunidad de ver qué puede aportar y más teniendo en cuenta los números. Y es que este año solo Gerard Moreno lleva más que él, en los últimos dos años el de Santa Perpetua y Aspas y en los últimos tres también ambos. En definitiva, Roger es un delantero total y que sigue demostrando en una de las mejores ligas del mundo que está entre los mejores. Ahora solo falta que en el futuro más cercano pueda tener la llamada de la selección española.