FC Barcelona, Real Madrid y Juventus no se quedan de brazos cruzados tras la apertura, por parte de la UEFA, de un procedimiento disciplinario por una posible violación, con la creación de la Superliga, del marco legal del máximo organismo futbolístico europeo. Los tres clubes que aún no se han desmarcado como miembros fundadores de la polémica competición han emitido un comunicado conjunto en el que han dejado muy claro que tienen la intención de resistir a las presiones de Aleksander Ceferin y sus hombres de máxima confianza.

Ante la posibilidad de ser expulsados de la próxima edición de la Champions, el Barça, el Madrid y la Juventus han lamentado la estricta posición de la UEFA, le han recordado que no puede sancionar en virtud del auto y han rechazado las coacciones de los organismos rectores del fútbol europeo en las últimas semanas, a las que sí que han cedido los otros miembros fundadores de la Superliga que dieron un paso al lado. Además, los dos principales clubes españoles y la entidad italiana han pedido respeto. Son unas instituciones centenarias y consideran que tienen que ser tratadas como tales.

El comunicado del Barça, el Real Madrid y la Juventus:

"El FC Barcelona, la Juventus de Turín y el Real Madrid CF quieren manifestar su más absoluto rechazo por la insistente coacción que viene manteniendo UEFA hacia tres de las mayores instituciones de la historia del fútbol. Asimismo, resulta alarmante dicha actitud en flagrante incumplimiento de la decisión de los tribunales de justicia, que ya se han pronunciado claramente advirtiendo a la UEFA que se abstenga de realizar cualquier actuación contra los clubes fundadores de la Superliga mientras se tramita el procedimiento judicial.Por tanto, la apertura de un expediente disciplinario por parte de UEFA es del todo incomprensible, y atenta directamente contra el Estado de derecho que democráticamente hemos construido los ciudadanos de la Unión Europea. Además, constituye una falta de respeto a la autoridad de los propios tribunales de justicia. Desde el primer momento la Superliga ha sido impulsada con el propósito de mejorar la situación del fútbol europeo, siempre en diálogo permanente con UEFA y con el objetivo de seguir aumentando el interés por este deporte y ofrecer a los aficionados el mejor espectáculo posible. Todo ello, en un marco de sostenibilidad y solidaridad, especialmente en la situación económica de máximo riesgo como la que atraviesan la mayoría de los clubs europeos.Sin embargo, en vez de estudiar la manera de modernizar el fútbol en diálogo abierto, UEFA pretende que retiremos las actuaciones judiciales que, como no puede ser de otra manera, cuestionan su monopolio del fútbol europeo. El Barca, la Juve y el Madrid, clubes centenarios, no cederán a ningún tipo de coacción ni presión intolerable y siguen mostrando su firme voluntad de debatir, desde el diálogo y el respeto, las soluciones urgentes que exige hoy el mundo del fútbol.O modernizamos el fútbol, o asistiremos a su inevitable ruina."