Casi sin tiempo para asimilar el golpe anímico que supuso el susto que dio Christian Eriksen en el Dinamarca - Finlandia, Romelu Lukaku, compañero del danés en el Inter, se encargó de mandarle todo el ánimo posible haciendo lo que mejor se le da: marcar goles.

El atacante belga abrió la lata en el partido contra Rusia y lo celebró ante la cámara y transmitiéndole el cariño que le tiene al centrocampista. "Chris, I love you", dijo el delantero ante las cámaras de retransmisión. Además, finiquitó la victoria de Bélgica con un doblete (3-0). Por otra parte, Achraf Hakim también fue protagonista no solo por el gol que anotó en el amistoso que disputó Marruecos contra Burkina Faso. El lateral, también del Inter, anotó e hizo con los dedos el dorsal '24'. Un gesto cargado de simbolismo y que llegó en un tramo de la noche en el que las noticias sobre el estado de salud de Eriksen adquirían esperanzas.