Ronald Koeman está en el punto de mira, también para el propio vestuario del Barça. La situación en torno al técnico es complicada y se la podría estar jugando ante el Benfica si no gana el segundo partido de la Champions League pese a la cómoda victoria ante el Levante.

Más allá de los resultados, el discurso ha sido el problema del entrenador. Con sus mensajes de "es lo que hay" o "hay que ser realista", entre otros se ha ido cavando la que podría ser su 'tumba' como técnico culé. Entre los directivos y los futbolistas no ha gustado ese mensaje y distintos futbolistas no han tardado en cuestionar su discurso.

Sobre todo aquella frase que decía que el Barça, siendo "realista", aspiraba a terminar el curso "arriba", pero no al título liguero. Piqué fue el primero en decir que eso no podía ser. Más tarde lo hizo Ansu Fati. "Somos el Barça y el Barça aspira a todo".

El último ha sido Araújo. El central fue claro en la rueda de prensa previa al encuentro ante el cuadro portugués. Un partido, en el que casualmente un valenciano podría sentenciar al preparador. "Aspiramos a todo. Somos el Barça. Debemos ganar la Liga, la Copa, la Supercopa... no podemos ir a ver lo que pasa", dijo. ¿Otro 'palito' para el técnico?