Adama Traoré ha sido presentado este sábado como nuevo jugador del FC Barcelona. El internacional español regresa a casa hecho un hombre, después de que saliera del club en verano de 2015 con sólo 19 años. Era un niño atlético, como podría ser hoy en día Ansu Fati. Ahora, con 26 años, sigue midiendo 1,78, pero su peso alcanza los 85 kilos.

Los futbolistas de las ligas más potentes del mundo suelen ser jóvenes atletas que controlan su peso mediante el seguimiento de los preparadores de sus clubes. Largos entrenamientos de cardio y algunas horas de gimnasio semanales suelen ser parte de una rutina que incluye una dieta más o menos estricta según cada equipo y entrenador. Por lo general, los futbolistas tienen una proporción de peso por altura muy inferior a la media. No son muchos los jugadores que midiendo por ejemplo 1,78 alcanzan los 78 kilos de peso. Por comparar con un jugador de banda rápido como Guedes, el luso mide 1,79 y pesa 68 kilos. Hay que recordar que el peso no implica, necesariamente, grasa. Que se lo digan al bueno de Adama.

El método de Adama Traoré para estar cachas

¿Cómo se las apaña Adama para estar tan fuerte sin perder velocidad y equilibrio con tanta masa muscular? Lo primero, no puede obviarse, es la genética. Lo siguiente es pensar que vive en un gimnasio levantando pesas en su tiempo libre, pero nada más lejos de la realidad. Según el propio Traoré, las muchas horas que pasa en el gimnasio no las emplea en levantar pesas sin parar, sino combinando rutinas de alta intensidad con una serie de ejercicios de fuerza con bandas elásticas y poleas.

Un ejemplo

Realizar 8 series de esprints de 20 segundos con intervalos de descanso de un minuto. Con esto logras estimular las hormonas anabólicas. También se pueden hacer sobre un bicicleta, pasando del esprint a la velocidad moderada con series similares. Si no estás medianamente en forma, puedes pasarlo mal.

La dieta de Adama Traoré

Como buen deportista, la dieta de Adama Traoré está en la base de su estado de forma. Un nutricionista especializado controla los alimentos de la estrella culé, el cuál es muy profesional y los sigue de día y de noche. No todos pueden decir lo mismo. Como en las otras cuestiones, la genética es importante, claro, aunque no definitiva.

Independientemente de suplementos y algunos trucos secretos, los vegetales y la proteínas son claves en su dieta, sin descuidar los hidratos de carbono controlados, que son clave para reponer energía. Lo que seguro que son excepciones muy poco comunes son los dulces y ultraprocesados.