La UEFA ya se ha pronunciado oficialmente sobre las sanciones que establecerá esta temporada. Hasta ocho equipos serán castigados, entre los que destaca el nombre del París Saint Germain, todo ellos por no respetar el 'fair play' financiero.

El conjunto francés, que ya había sido advertido con antelación, lleva puesto en el punto de mira desde mucho tiempo por sus sospechosas operaciones, con gastos desorbitados. Es por ello que el organismo presidido por Ceferin ha tomado finalmente medidas contra el PSG, con una sanción de 30 millones de euros por incumplimiento de la normativa, cuyo pago será distribuido en tres años.

Esta lista está compuesta por más clubes europeos, en su mayoría desde Francia e Italia. Con 300.000 euros han sido multados dos equipos de la Ligue 1, el Mónaco y el Olympique de Marsella. En la Serie A se llevan el "premio gordo", en donde Milan, Inter, Juventus y Roma no han cumplido con las cifras establecidas. El último equipo restante es el Besiktas de Turquía. En caso de que los sancionados siguieran sin cumplir con la normativa, se exponen a penas económicas mayores e incluso quedar fuera de las competiciones europeas.

Los españoles salvados, pero en investigación

En esta ocasión, ninguno de los clubes que componen la Liga Santander tendrán represalias por sus movimientos en el mercado, pese a la discutida política en algún caso. Sin embargo, el FC Barcelona, Sevilla FC y Real Betis se encuentran en investigación por las maniobras realizadas durante las últimas fechas del mercado, para comprobar que todas las operaciones tengan una validez regulada en el abanico económico.