El exjugador de baloncesto argentino Manu Ginóbili hizo historia el pasado sábado tras entrar en el Salón de la Fama del Baloncesto, en una ceremonia en el Symphony Hall de Springfield (Estados Unidos).

En ella se dio la bienvenida a la Clase del 2022, de la que forman parte los también exjugadores Tim Hardaway, Lou Hudson, Theresa Shank-Grentz y Radivoj Korac, los técnicos George Karl, Bob Huggins, Marianne Stanley y Del Harris, las jugadoras Swin Cash y Lindsay Whalen y el exárbitro Hugh Evans.

Tras este honor Ginobili recibió numerosos mensajes de felicitación, entre los que destacó el que le envió Leo Messi, futbolista del París Saint-Germain, en una enorme demostración de humildad y también admiración por su compatriota.

“Me llena de orgullo escuchar a un periodista decir que Manu es el Messi del baloncesto. De hecho, deberían decir que yo soy el Manu del fútbol, dijo Messi sobre Ginóbili.

El mensaje de Leo Messi se hizo viral después de ser desvelado durante la ceremonia en el Symphony Hall de Springfield y que San Antonio Spurs lo difundiera en sus redes sociales.