El lenguaje corporal de Marco Asensio le delata para bien y para mal. El balear ha pasado momentos complicados en los que su gesto serio y sus brazos caídos dejan entrever cómo el desánimo le embargaba. Pero ahora es un hombre feliz. Luce una sonrisa contagiosa y a golpe de goles se ha convertido en un futbolista en el Real Madrid cuyo nombre corea un Bernabéu que no siempre ha estado a su lado.

Gol decisivo con el Chelsea

Pero el cambio de Asensio ha sido titánico. Ha pasado de ser un jugador intrascendente arrumbado en el banquillo a un jugador decisivo que desatasca los partidos o pone la puntilla a los encuentros que pidan un gol más. Ante el Chelsea Ancelotti echó mano del balear en el minuto 70. Y solo tres minutos después, cuando apenas había tocado la pelota dos veces, encañonó la pelota a la red de Kepa para poner cuesta abajo la eliminatoria ante los ‘blues’. Un gol muy celebrado por el jugador y por la grada. Y un gol que vuelve a reivindicar la figura de Carlo Ancelotti, que acertaba una vez más en el planteamiento demostrando que es mucho más que un gestor de vestuarios y egos.

Asensio ha marcado nueve goles como suplente en la Liga de Campeones, al menos dos más que cualquier otro jugador en la historia de la competición. Lo que confirma su rol de revulsivo y de jugador capital para este Real Madrid. Además, esta temporada, todos sus goles van acompañados de victorias blancas, porque siempre que ha marcado el Madrid ha ganado por más de dos goles: Leipzig (2-0), Elche (0-3), Celtic (5-1), Valencia (2-0), Elche (4-0), Osasuna (0-2), Espanyol (3-1), Valladolid (6-1) y el mismo Chelsea este miércoles (2-0).

Marco Asensio en un partido con la Selección Española. EFE

Y todo esto cuando está a punto de anunciarse la renovación de Asensio por el Real Madrid hasta 2028. El club le ha hecho una oferta al alza, con una cifra que ronda los seis millones anuales, oferta que parece haber convencido al balear. Marco ya había mostrado tras marcar en Liga en el Camp Nou, en el gol que anuló el VAR, su intención al besar el escudo del Madrid. Pero no terminaban de acercarse las posturas.

Renovación y boda

Sin embargo, en las últimas horas el representante del jugador, Jorge Mendes, y la mano derecha de Florentino Pérez, José Ángel Sánchez, se han sentado a negociar y la renovación es inminente. Una noticia que acompañará a otra muy feliz para el futbolista, la de su boda. Asensio se casará el próximo mes de julio con su novia Sandra Garal y se quedará a vivir en Madrid. Algo que hace muy feliz a la pareja y que parece ser una de las claves de la mejora en el ánimo y en el fútbol de Asensio.