El Hércules, que esta pasada jornada logró su cuarta victoria consecutiva en su visita al Marcha Real (1-2), no enlazaba cuatro triunfos consecutivos en la Liga desde hace más de dos años.

La última ocasión que el equipo alicantino sumó 12 puntos de 12 posibles fue en el tramo final de la temporada 2018-19.

El equipo dirigido entonces por Lluís Planagumà realizó un gran esprint final que le acercó al campeonato del grupo, finalmente para el Atlético Baleares, tras ganar a Sabadell (2-0), Perelada (0-1), Conquese (1-0) y Barcelona B (0-2).

Curiosamente, esta racha de resultados positivos, tan poco habitual en el Hércules durante los últimos tiempos, se repitió esa misma temporada en las cuatro primeras jornadas, en lo que fue el mejor arranque de siempre del Hércules en la desaparecida Segunda B.

El próximo domingo ante el Toledo, en el Rico Pérez, el Hércules tiene la oportunidad de seguir ampliando sus registros positivos en lo que será la última jornada del año.