El presidente del Hércules, Carlos Parodi García, ha afirmado en su declaración ante la magistrada del Juzgado de Instrucción Número 9 de Alicante, que el club destinó los dos millones de la cláusula de rescisión del jugador marroquí, Abdessamad Ezzalzouli 'Abde', al pago de la deuda con la Agencia Tributaria, según ha explicado en un comunicado el abogado, Ignacio Gally.

Según el letrado, en la declaración de Parodi ha quedado justificado "el endoso del cheque bancario a favor de la Fundación", así como que el destino final del dinero percibido, que fue "el pago de deudas y compromisos económicos contraídos por el Hércules", entre los que se encuentra "gran parte de la deuda que mantenía en aquel momento con la Agencia Tributaria".

Además, durante la diligencia, según detalla el abogado del Hércules, se han puesto de "manifiesto los numerosos ofrecimientos" que el Hércules ha trasladado a la Agencia Tributaria "para que ésta pueda cobrar la totalidad de la deuda por todos los conceptos, incluso con ofrecimiento de garantías bancarias".

El abogado del Hércules, por último, asegura que durante la declaración se ha puesto de manifiesto "la licitud del proceder del Hércules", y destaca que la entidad ha velado por "su propia viabilidad sin descuidar en ningún momento sus obligaciones para con la Agencia Tributaria".

En este sentido, el abogado señala que el club "le ha vuelto a trasladar el firme propósito de alcanzar un acuerdo para el pago del resto de la deuda que mantiene frente a la misma", próxima a los 2'4 millones de euros.