La hoja de ruta del Levante en el mercado que recién comienza pasa por compensar el desfase en el 'fair play' de 16 millones y pico de euros. Vendiendo esa cantidad se cuadrarían números y para poder fichar habría que ingresar más. Con eso claro, la atención está en dos nombres propios como son De Frutos para cuadrar números y Bardhi para tener recursos de mercado.

En ese sentido el presidente granota Quico Catalán ya ha hablado directamente con su homólogo en el Real Madrid recientemente, Florentino Pérez, sobre el extremo derecho formado en las categorías inferiores del conjunto merengue.

Prioridades merengues

Las relaciones entre ambos son excelentes (la muestra más evidente fue la operación Keylor Navas, a la que se asemejaría en gran medida el boceto inicial de esta) y Florentino ya sabe que el Levante está pendiente de esa operación. Hay dos matices importantes. El primero es que el Real Madrid tras la salida de Zidane. El segundo es la renovación de Lucas Vázquez, que juega en la misma posición que De Frutos, si bien este, aunque importante, puede que no sea un aspecto definitivo ya que el Real Madrid podría ejecutar la opción de recompra que tiene por 15 millones indistintamente de lo que suceda con Lucas Vázquez (cuya renovación parece ahora más posible que hace unos meses tras manifestar recientemente) puesto que en cualquier caso podría ser un activo al que sacarle rédito económico.

A partir de ahí, y con Campaña, el otro activo princial es Bardhi. Es el único granota que estará presente en la Eurocopa (pese a su reciente positivo por COVID, los síntomas leves ya han desaparecido) y en la entidad granota son conscientes de que pese a las estrecheces del mercado postCOVID, por él puede llegar alguna buena oferta y un dinero que permitiría reinvertir.