27 de mayo de 2018
27.05.2018
PROMOCIÓN DE ASCENSO A SEGUNDA B (VUELTA)

El filial granota vuelve a su sitio

El Atlético Levante tiene a tiro la Segunda B tras el gran resultado de la ida (1-2) ante el Calahorra

27.05.2018 | 11:15
El filial granota vuelve a su sitio

Un año después del descenso llega la oportunidad de redimirse para el Atlético Levante. De volver a situarse en el tercer escalón nacional tras un año espectacular y con dos nombres propios: Paco López y Olaizola. El primero sumó en ese inicio en el que el bloque todavía estaba en plena adaptación y que se colocó en los puestos de promoción durante todo el curso. Después llegó el 'nuevo'. Con el técnico vasco, el bloque lleva una racha espectacular y no pierde desde el 4 de marzo. El Eldense fue la última criptonita de un equipo que enlazó las últimas cuatro jornadas consecutivas ganando y ante rivales 'top'. La Nucía y Orihuela son el mejor ejemplo. Ambos, también en la terna de los posibles ascendidos, pero incapaces de superar en un duelo de presión al grupo granota, que no entiende de imposibles. De hecho, el Calahorra, después de la derrota del Barcelona en el Ciutat, era el único conjunto invicto en España. Entonces llegó el filial granota. Triunfo por 1-2 y una gran renta para la vuelta.

Dos triunfos ante dos invictos. El filial granota siguió de esta manera los pasos del primer equipo. En cuestión de semanas, los de Paco López y los de Olaizola se cargaban a los dos únicos 'invictus' de toda España. De esta manera, el Atlético Levante seguía los pasos de los mayores. Con un sensacional 1-2 que permite llevarse dos teóricos goles de renta „en función del resultado„ y con los jugadores completamente concentrados para certificar el ascenso. En ese bloque de Olaizola aparecen además jugadores acostumbrados a la presión esta temporada. Aly, El Hacen o Shaq Moore saben lo que es jugar en la máxima categoría este año y sobre todo, tener minutos en momentos complicados. El primero de ellos en el Wanda Metropolitano y los otros dos en partidos en los que el Levante de Muñiz necesitaba ganar para escapar de la zona de abajo.

Al margen de los jugadores que han debutado, el conjunto granota cuenta con un ataque de nivel, en el que tanto Manu Viana, Alex Cortell y Juan Delgado suponen un gran peligro para el Calahorra, que llega con la obligación de arriesgar y dejar espacios si quiere conseguir la machada.

Los pasos de los 'mayores'

En la 2015/16, el Levante perdía la categoría junto a Rayo Vallecano y Getafe. Comenzaba entonces una carrera de fondo para poder ascender y no mantenerse en el pozo de Segunda, como le ha ocurrido a grandes equipos. Por ello, la prioridad era, lógicamente, ascender de manera inmediata. Y así fue. Con Muñiz y un Levante de récord, el conjunto granota recuperó la categoría. Eso es precisamente lo que busca también el filial. Solo un año después de su caída a Tercera. De la regeneración que ha necesitado la plantilla y de lo complicado que es mantener la regularidad en una competición donde un periodo de desconexión te deja fuera de la promoción de ascenso o te sitúa tres previas por delante. Ahora, los de Olaizola están a solo un paso. Con parte del trabajo hecho y con la ilusión de recuperar su sitio.

La afición responde

«La promoción se decide en pequeños detalles. Con la afición todo será más fácil. Tenemos que agradecerles todo el esfuerzo que han hecho». Con esas palabras, Víctor Mongil agradecía a la afición el esfuerzo que han hecho por agotar las entradas para el duelo ante el Calahorra, un encuentro que determinará el ascenso a Segunda División B. Con un lleno hasta la bandera, los de Olaizola quieren brindar otra gran alegría a todo el levantinismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook