27 de diciembre de 2018
27.12.2018
ÚLTIMA HORA
PLANIFICACIÓN

Encuesta: ¿Quién debería ser el director deportivo del Levante UD?

El Consejo no tomará ninguna decisión este martes pero la dirección deportiva es uno de los puntos del día

27.12.2018 | 14:31
Encuesta: ¿Quién debería ser el director deportivo del Levante UD?

El nuevo Consejo de administración del Levante UD está reunido este martes en el Ciutat con varios puntos en el orden del día y un tema estrella como es el análisis del trabajo de Tito como director deportivo, uno de los pasos previos a la decisión sobre su futuro. Con contrato sólo hasta el próximo junio, tanto si finalmente se opta por ofrecerle la renovación como si no, la directiva no tiene intención de mover ficha hasta que pase el mercado de enero. Tito, por tanto, continúa siendo principal responsable en el actual plazo de fichajes. 
 

 



A favor del actual director deportivo juega la consecución de los objetivos en sus dos primeras temporadas y la apuesta junto a Quico y el Consejo por Paco López como relevo de Muñiz. En contra, la relación calidad/precio de los fichajes del último verano, la política de viajes o la funcionalidad del organigrama deportivo creado desde su llegada en 2016. En todo caso, la indefinición por parte de Quico y del Consejo es sintomática de las dudas existentes. Una de las consecuencias, por cierto, es el ambiente enrarecido en la parcela deportiva.
 

Y es que más que refuerzos en el mercado invernal, lo que necesita al Levante UD es definir quién tiene que buscar los fichajes para verano. Quico inicialmente hipotecaba la decisión sobre el director deportivo a su propia permanencia en el cargo; una vez esta última refrendada, se remite a una decisión sine die del Consejo para ganar tiempo. «Tendremos que sentarnos, valorar todo el trabajo y tomaremos decisiones». El dictamen final marcará el devenir del equipo a medio y largo plazo.

Tensa espera


La indefinición actual se ha hecho evidente de puertas hacia afuera y corrosiva internamente. Las dudas y la crispación marcan el día a día, pues nadie tiene asegurado su futuro en la parcela deportiva más allá del final de temporada. Tampoco Luis Helguera, incorporado como secretario técnico este mismo año. El gallego tiene más opciones de continuar como cabeza de cartel que de segundo de Tito, una vez que presentó su candidatura autónoma para la dirección deportiva. Sin embargo, le penalizan prácticamente las mismas cosas que al de Benidorm: fichajes como el de Vukcevic llevan su sello.






La apuesta continuista conllevaría el afianzamiento de la estructura creada por Tito, quien en los dos años y medio en el cargo ha configurado una red de ojeadores para controlar tanto el mercado nacional como internacional. La marcha de Carmelo del Pozo al Dépor en mayo supuso un revés para él a nivel personal y profesional, aunque el director deportivo tiene a su favor tanto la consecución del ascenso de la 16/17 como la permanencia de la 17/18 y, sobre todo, la apuesta de Paco López como sustituto de Muñiz. La defensa a ultranza del asturiano le había generado un buen número de críticas y detractores, hasta el punto que en el Consejo se llegase a plantear su idoneidad a mitad de la pasada temporada. El 'caso Iborra' también lo está lastrando públicamente.

Viejos conocidos


Si Quico y el resto de miembros del órgano rector no consideran oportuno que sigan Tito y/o Helguera, la solución estará fuera del club. El ascenso de José Vicente Hernández, responsable del fútbol base pero víctima de una OPA hostil desde el propio entorno de Tito, no está ahora mismo contemplado pese a su buen cartel de puertas para afuera.


Sí que lo está el regreso de Manolo Salvador. El histórico que acumula como granota es su mejor aval, mientras que el desgaste que sufrió en la recta final de su anterior etapa, que terminó en 2016, parece superado tras un periodo de reciclaje. Manolo, perfecto conocedor de la casa. cuenta con muchos partidarios a nivel interno que abogan por su regreso y que no olvidan las plusvalías que de la mano de Quico en las negociaciones le ha generado al club, la última de ellas el histórico traspaso de Lerma. 


Otro viejo conocido es David Navarro, que conoce el club como futbolista y se ha mostrado en su faceta como fichador este año en el Alcorcón, que ha configurado prácticamente en solitario. A sus 38 años, supondría un rejuvenecimiento evidente de la parcela.

Un casting, como en 2016


Hace tres años, para relevar a Salvador, Quico inició un 'casting' en el mercado del que finalmente saldría triunfante Tito. El recambio de este, en caso de buscarlo, podría también llegar del mismo modo. Entonces, los finalistas fueron Martín Domínguez, ahora director deportivo del Oviedo; y Óscar Perarnau, director general deportivo del Espanyol. También Ramón Planes, a día de hoy secretario técnico del Barça, estuvo bien considerado El elegido, en cualquier caso, tendría que empezar a ejercer cuanto antes.

Cuatro con más antigüedad


Girona (Quique Cárcel), Leganés (Txema Indias), Athletic y Eibar tienen directores deportivos más longevos que Tito. Amorrortu y Garagarza llevan en el cargo desde 2011, aunque el primero se va en junio. Madrid, Valencia y Villarreal no cuentan con esa figura como tal.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook