10 de abril de 2019
10.04.2019

Alberto Benito, secretario técnico

Si Tito acaba renovando, el ex del Almería ocuparía el cargo que actualmente desempeña Helguera

10.04.2019 | 21:26
Alberto Benito, secretario técnico

Alberto Benito Castañeda, ex durante nueve temporadas del Almería, es la última pieza en incorporarse al rompecabezas de la dirección deportiva, una parcela en la que se mantiene la incertidumbre sobre quién será el responsable a partir de la próxima temporada. Si Tito acaba renovando, Benito es su principal candidato para ocupar el cargo de secretario técnico, aunque el misterio sobre su futuro no se resolverá como mínimo hasta que se logre el objetivo de la permanencia.

En todo caso, los planes de Tito pasan por la salida de Helguera apenas un año después de su llegada, si bien su propuesta de organigrama está pendiente de pulir los nombres de la reestructuración con Quico Catalán. Así se decidió en el último Consejo, celebrado el pasado 21 de marzo, pese a que la espera va para largo. En plena incertidumbre por la clasificación del equipo, el presidente manifestó el pasado martes que «no se nos pasa por la cabeza reflexionar nada en este momento».

Alberto Benito, excanterano del Valencia CF, es un técnico de la confianza de Tito, con quien compartió vestuario en el Toledo. Tras destacar en el Cádiz, el grueso de su carrera como director deportivo la ha desarrollado en el Almería. Entre sus fichajes más relevantes en esa etapa destacan los de Negredo, Diego Alves, Felipe Melo, Chico, Piatti o Javi Gracia, el entrenador que lideró el ascenso a Primera.

En la actualidad, tras un breve paso por el Anorthosis griego, Benito forma parte de la estructura técnica de Antonio Cordón en el conglomerado de clubes del chino Jiang Lizhang, entre ellos el Granada o el Chongquing Lifan. Un cargo muy bien remunerado pero en el que no tiene la visibilidad que sí recuperaría con el Levante.

Benito ya fue candidato a cubrir la marcha de Carmelo del Pozo al Deportivo. Como con el de Helguera, a la postre el elegido, su nombre no sólo era del agrado de Tito, sino también del propio Quico. Tiempo atrás en el Ciutat llegaron a verlo como un posible refuerzo en la estructura liderada por Manolo Salvador.

Una vez desestimada la posibilidad de que él asumiera las funciones de fichador del primer equipo, Tito contactó personalmente con Helguera para sumarlo a un proyecto en el que profesionalmente han colisionado. Un año después, el Levante UD tiene que decantarse por uno, por el otro o por o ninguno de los dos como cabeza de cartel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook