09 de mayo de 2019
09.05.2019
Corto recorrido físico

El cambio del cambio de 'Vuk'

El rescate del pivote ha aportado más equilibrio que frescura; Rochina, solución desde el banquillo

09.05.2019 | 16:28
El cambio del cambio de 'Vuk'

Vukcevic y Rochina difieren en virtudes pero comparten su mayor deficiencia: una autonomía física limitada. A ambos se les agota la gasolina antes que al resto, lo que conlleva un costoso peaje. Paco López hipoteca un cambio prácticamente todos los encuentros para refrescar el centro del campo, independientemente del resultado y la variable táctica del momento. Ahora mismo un 4-3-3, con el montenegrino asentándose en el once por su rendimiento y, sobre todo, la libertad de movimientos que aporta a Campaña y Bardhi.

Nikola ha empezado a aportar las cualidades propias de lo que es, un pivote defensivo, a cambio de restarle al equipo el último pase y el destacado golpeo desde la frontal del futbolista de Sagunt. La curva de Rubén se ha había tornado descendente a consecuencia, precisamente, del desgaste acumulado a lo largo de buena parte de la campaña. Triplica en minutos al ex del Braga, a pesar de que este último llegara el pasado verano para ejercer un papel principal.

Rochina ha completado seis de los 26 partidos disputados en lo que va de LaLiga Santander. Ni uno solo Vukcevic, ya sea por lesión, expulsión o decisión técnica. El internacional montenegrino ha aportado equilibrio y ayuda a los centrales, pero por uno u otro motivo no la frescura deseable para el último arreón. Contra Betis y Rayo, en el Ciutat, tuvo que ser sustituido por molestias en los gemelos; en Barcelona terminó sofocado y reemplazado por Enis, aquel día suplente.

El repunte del montenegrino es la personificación del cambio de paradigma experimentado por el Levante en las últimas jornadas. Más arropado en defensa y con menor porcentaje de precisión, ha reducido el número de goles encajados y ha podido aumentar al mismo tiempo su producción ofensiva. Y, además, ofrece una nueva alternativa al técnico. Por sus condiciones, Nikola difícilmente puede influir en el desarrollo de un partido si entra con el mismo ya iniciado: es posicional y poco dado a los esfuerzos explosivos. Desde la suplencia, Rochina sí puede aportar desequilibio.

Frente a equipos diseñados para llevar el peso del juego, los granotas han explotado las salidas a la contra y la cercanía de Campaña y Bardhi al área. El sevillano lleva dos goles en los tres últimos duelos; el internacional macedonio, uno y el remate al palo que pudo suponer al final el empate en el Camp Nou.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook