15 de enero de 2020
15.01.2020
MERCADO

Oier Olazabal tiene muy difícil salir en la ventana invernal

El guardameta cuenta con interés de al menos dos clubes de LaLiga y no vería con malos ojos una salida que el Levante, ahora, no contempla

15.01.2020 | 21:16
El meta con Toño entrenándose semanas atrás.

Oier Olazabal cuenta con el interés de al menos dos clubes españoles y ahora mismo vería con buenos ojos su salida en el mercado invernal, pero el club hoy por hoy no tiene previsto hacer modificaciones en la portería. El arquero, que en estos momentos arrastra un lesión muscular de grado 1 sufrida el otro día en uno de los primeros lances del partido de Copa del Rey ante el Real Jaén, se ha visto relegado a la suplencia desde mediados de la pasada campaña en favor de Aitor y ese sin duda es el factor principal que le lleva a buscar una salida, pero el conjunto granota tiene tan ajustado el corsé económico del 'fair play' financiero impuesto por LaLiga que debería atar a un recambio de plenas garantías antes —con la dificultad que ello implica— antes de dejarle salir, y además un cambio de cromos apenas variaría en casi nada su capacidad para acudir al mercado invernal en busca de refuerzos para otras demarcaciones en las que tenga más necesidad.
Con Oier lesionado —aunque por suerte de menos gravedad de la que se preveía inicialmente— y ante la encuesta planteada por SUPER ante su lectores referente a qué alternativa debe elegir Paco López para el partido de Copa ante el Sevilla si finalmente Oier no llega en condiciones de jugar, la opción de dar una oportunidad a Dani Cárdenas aglutina un 78% de los votos mientras que la alternativa de mantener a Aitor —uno de los protagonistas positivos de la anterior eliminatoria con sus paradas en el partido, que se añadieron a la que hizo en el penúltimo partido de la tanda— en el once inicial, con el riesgo que ello conlleva dado su estado de forma, tiene el 22%.

Exiguo margen

La dirección deportiva y la secretaría técnica antes de abrirse esta ventana daban por hecho que el Levante iba a seguir hasta final de temporada prácticamente con la misma plantilla con la que la comenzó —en cualquier caso habría alguna salida, pero no en un demarcación tan específica como es la portería— ya que los apenas 170.000 euros que se tiene de margen para operar hacen harto improbable encontrar algún fichaje en el mercado, que tendría que ser forma de cesión y además de las muy baratas.
Ahora mismo apenas quedan dos semanas para que se cierre el mercado y el guardameta, aunque Paco López dijo la semana que siempre hay «posibilidades» de movimientos hasta que se cierre el mercado, tiene muy difícil salir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook