La Selección Masculina afronta este martes (06:40 horas peninsulares) el que será su séptimo cruce de cuartos de final en unos Juegos Olímpicos. Y lo hará ante el rival al que en más ocasiones se ha enfrentado en su historia olímpica, Estados Unidos. Con el de este martes, serán 12 los partidos ante el Team USA de los 97 disputados por la Selección en los Juegos. Se da la circunstancia que España también es el oponente más repetido por USA en su historia olímpica.

Si incluimos el resto de competiciones y encuentros amistosos, la Selección cuenta con cuatro victorias en los 30 partidos disputados ante Estados Unidos. De esas cuatro, dos son en amistosos (en 1972 en Buenos Aires y en 1993 en Castellón) y las otras dos en Mundiales, en el de Colombia 1982 y en el de Indianápolis 2002. Esta última, es la única conseguida con jugadores NBA en las filas estadounidenses.

Regresando a los Juegos Olímpicos, el primer partido entre España y Estados Unidos nos remonta a México 1968. Aunque eso sí, los archivos de la FIBA contabilizan el partido programado para los Juegos de Berlín 1936 a los que España no acudió por el estallido de la Guerra Civil. En México, la Selección inició su segunda aventura olímpica tras Roma 1960 con derrota (46-81) ante un equipo que incluía a dos futuros hall of famers como Spencer Haywood y Jo Jo White. Cuatro años después, en Múnich 1972, Santillana y Rullán, con 14 puntos por cabeza, no evitaron la derrota por 56-72.

Los Ángeles 1984, el 'boom' del baloncesto

La histórica plata de Los Ángeles 1984 supuso todo un hito para el deporte español en general. La Selección de Díaz-Miguel completó un torneo fantástico en el que sólo Estados Unidos, por partida doble, pudo superarla. Derrotas por 68-101 en la fase de grupos y por 65-96 en la gran final, celebrada en el legendario The Forum de Inglewood. En aquel equipo estadounidense compuesto por jugadores universitarios destacaban Michael Jordan y Patrick Ewing. Del último partido en Los Ángeles al primero en Seúl 1988. España abrió su andadura olímpica en la capital coreana con un tropiezo (53-97) ante un combinado encabezado por David ‘El Almirante’ Robinson.

El paso del Dream Team por Barcelona 1992

Los Juegos de Barcelona significaron un punto de inflexión en la historia del baloncesto mundial con la participación, por primera vez en la historia, de jugadores de la NBA en competiciones FIBA. Una ocasión que Estados Unidos aprovechó para asombrar al mundo con el célebre Dream Team: Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley, John Stockton… Una pléyade de estrellas dirigidas por Chuck Daly que, entre otros rivales, superó a España (81-122) en el Palau Olímpic de Badalona.

Atenas 2004: la distancia se acorta

El cambio de siglo trajo consigo un salto competitivo del resto de selecciones del mundo. Con los Júniors de Oro a la cabeza, España se convirtió en uno de los países de referencia en el mundo del baloncesto. Un estatus que se certificó con una inmaculada fase de grupos en Atenas 2004. En cuartos de final tocó una irregular Estados Unidos que se apoyó en el acierto de Stephon Marbury para dejar a la Masculina fuera de las semifinales en un duelo en el que Pau Gasol sumó 29 puntos: el tope olímpico de un español ante la todopoderosa USA.

Pekín 2008 y Londres 2012, dos finales inolvidables

En Pekín 2008 tocó un nuevo doble enfrentamiento. El 82-119 quedó en anécdota ante el espectáculo brindado por ambos equipos en una tremenda final. Para muchos, el mejor partido de la historia del baloncesto FIBA. España rozó la gloria en un encuentro que dejó a Ricky Rubio, todavía menor de edad, como el medallista olímpico más joven en la historia del baloncesto y a Rudy Fernández (máximo anotador español con 22 puntos) protagonizando un mate inolvidable sobre Dwight Howard. El instinto asesino de Kobe Bryant decantó un duelo épico.

El destino ofreció una tercera final olímpica, segunda consecutiva, a orillas del Támesis en Londres 2012. Otra batalla sobresaliente en la que España, ya con Sergio Scariolo al mando, tuvo contra las cuerdas a los Kobe, LeBron James, Carmelo Anthony, Kevin Durant… Todos ellos mostraron su respeto haciendo fila para, uno a uno, abrazar a Pau Gasol nada más concluir el encuentro. Un momento para el recuerdo.

Por el momento, el último capítulo de esta historia nos traslada a Río 2016. Una semifinal en la que la Selección hizo de nuevo sudar el Team USA. El equipo de Scariolo se rehízo de la ajustada derrota (76-82) consiguiendo el bronce ante Australia. La cuarta medalla olímpica para el baloncesto masculino español.