Opinión

Tempestad azzurra

Solo era póker o blackjack dicen los interpelados y no les parece peligroso

Tempestad en Italia por el caso de Tonali y Zaniolo

Tempestad en Italia por el caso de Tonali y Zaniolo / SD

Cuando las barbas del vecino veas mojarse… pero no, nuestras barbas ya están mojadas con los asuntos de la RFEF y del FC Barcelona, del beso de Rubiales a los pagos a Negreira, así que no somos quienes, para estar mirando a esos vecinos, en este caso los italianos que tienen ya, otro, problema.

Si el Calciopoli fue una vorágine que se llevó al Milán y a la Juve por delante, por citar a los dos más grandes que cayeron, además de jugadores y personalidades de clubes diversos, si hace apenas unos meses, la Juve, de nuevo, ha sido sancionada, así como su presidente y algunos miembros más de su consejo directivo, ahora cae otra tormenta sobre los transalpinos.

Pero, en esta ocasión, ya no hablamos de clubes o de personas anexas a éstos, sino a la intocable “squadra azzurra”, la joya de la corona futbolística italiana, la varias veces campeona del mundo y de Europa, que estuvo ausente del último mundial y que intenta mandar de nuevo.

Sin embargo, he aquí que la policía interrumpe en la concentración de los azzurri para llevarse a dos jóvenes jugadores, Tonali y Zaniolo, ambos jugadores de equipos ingleses (lo que tiene su importancia, como veremos después), Newcastle y Aston Villa, respectivamente, para que declaren sobre apuestas ilegales o mejor dicho, prohibidas.

Este asunto de las apuestas ya lo he tocado en algún antiguo artículo, pero parece que vuelve, como las golondrinas, en primavera, porque este otoño que nos toca casi se parece más a ese tiempo que al que le debería tocar. Y sí, vuelve porque hay algunos que solo saben tocar las teclas de su móvil u ordenador para, parece ser, jugar peligrosamente con el dinero y, ojo, con su vida laboral.

Solo era póker, blackjack o backgammon, o lo que sea, dicen los interpelados y no les parece peligroso. Si fuera solo eso, no creo que la Guarda di Finanza o la Fiscalía, que investigan el caso, se hubiera atrevido a ir al retiro de la azzurra, cuando se está jugando el pase a la Eurocopa próxima, ya que está empatada a puntos con Ucrania y con Macedonia del Norte, y muy por detrás de Inglaterra.

Justamente, hablando de las islas británicas, y volviendo a lo crucial que sean jugadores de la Premier League, es que ésta es muy exigente con sus futbolistas, amén de que están prohibidas las apuestas sobre partidos de fútbol, de cualquier división y competición nacional o internacional, también da charlas, a principio de cada temporada, a todos los componentes de los equipos profesionales de las seis divisiones con ese carácter.

Así, se les enseña cuales son los problemas relativos a las apuestas, no solo las ilegales sino las legales, pero que a ellos les están totalmente prohibidas, se les educa para denunciar si alguien quiere hacerles caer en la “tentación” y se les indica que las sanciones pueden ser no solo económicas sino también deportivas, con posibilidades de que no jueguen al fútbol y que, incluso, cuando haya reincidencia, podría ser de por vida.

Esto lo conozco bien, porque tuve que defender a un futbolista internacional de la Premier, que se encontró con un proceso de la Federación Inglesa (FA), que le podía haber valido perder casi media temporada. Y es que apostó a partidos de fútbol, aunque no de su campeonato, pero, como digo, la prohibición es general. Él, que había jugado en otros países europeos donde la apuesta a partidos de fútbol no estaba prohibida, y solo se ceñía a los de las competiciones propias, creía que era igual en Inglaterra y siguió haciendo lo que hacía en sus otros lugares de trabajo.

Claro está que, al igual que en los casos de dopaje, hay una responsabilidad objetiva y si se encuentran productos dopantes es lo mismo que si se encuentran apuestas: eres responsable de ello, a no ser que demuestres que te han hackeado la cuenta, lo que no es fácil.

Pero, la pregunta que nos hacemos, casi todos, es ¿por qué futbolistas de relieve se dejan llevar por ese problema? Así se lo expuse a mi cliente, que finalmente solo fue sancionado con una multa, salvándose de la pena deportiva, y la contestación no pudo ser más lacónica: “es que sirve para no aburrirse”. La verdad es que era un jugador inteligente y no entendí su respuesta, pero parece que hay adicciones que provienen de tener demasiado tiempo libre…

Le dije que podía estudiar, aunque fuera a distancia, leer, ir a pasear por el campo o la ciudad, etc.… Lo cierto es que nunca más “pecó”, así que algo sacó en claro. En el caso italiano, veremos lo que ocurre, pero el deporte sano no consiste solo en lo físico, sino también en lo mental y ahí debemos todos aportar algo. En fin, que no arranca el otoño, que todos deseamos, así que tendremos que conformarnos y, para ello, les aconsejo la novela de Antonio Muñoz Molina, “Tus pasos en la escalera”, con la saudade típica de la Lisboa donde está ambientada y que se conforma bien con este tiempo melancólico. Disfruten y cuídense.