Opinión

La mejor noticia hoy sería hablar solo de fútbol

Hugo Duro

Hugo Duro / SD

Me produce especial tristeza que los partidos terminen y se hable de todo menos de juego. El mejor ejemplo fue ese Real Madrid-Rayo Vallecano en el que el equipo de la franja roja hizo muchas cosas bien y cuando acabó el encuentro solo se hablaba de Vinicius, Rudiger y compañía. El problema es que esa tendencia se ha extendido al resto de partidos y sucedió lo mismo en el Valencia-Granada. Y ojo, me pongo en la piel del aficionado nazarí y lo entiendo desde el punto de vista del propio seguidor.

El enfado por el penalti y la no roja clara a Paulista es comprensible. Pero no entiendo que ya los aficionados neutrales estén viendo fantasmas en cada encuentro de LaLiga donde es cierto que el nivel del arbitraje es lamentable pero al mismo tiempo el entorno ayuda entre poco y nada. En definitiva, el duelo del Valencia en el Santiago Bernabéu es un partido para disfrutar, para creer y para pensar en que es posible ganar. Un día de nervios, de sensaciones distintas cada 15 minutos donde piensas que o caes goleado o te llevas los tres puntos. Y al final, el duelo del conjunto dirigido por Baraja tiene que ser el de un equipo que viaja al Santiago Bernabéu sin miedo. Con ganas de superar a jugadores de la talla de Bellignham y de Vinicius, quien cuando se dedica a jugar y no hacer otro tipo de cosas es un gran jugador. Las cosas como son. Ojalá esta noche a partir de las 23:00 solo tengamos que hablar de fútbol. Al fin y al cabo es lo que nos gusta.