ONCOLOGÍA

La receta para prevenir el cáncer de colon, uno de los más frecuentes en España

Los programas de cribado del cáncer colorrectal son esenciales para diagnosticar a tiempo uno de los tumores que suelen producir síntomas cuando ya se encuentra en una fase avanzada

Colonoscopia

Colonoscopia / Hospital de Barcelona

Según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer colorrectal será, a nivel global, el tipo de tumor más diagnosticado en España, con una incidencia de 42.271 nuevos casos. Será el segundo cáncer más detectado en hombres, después del de próstata en hombres, y del de mama en el caso de las mujeres.

Este viernes, 31 de marzo, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, la doctora Jennifer Hinojosa, experta de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) y especialista en el Hospital Costa del Sol (Málaga), nos explica que “a pesar de ser el tumor maligno con más incidencia en nuestro país, el cáncer colorrectal se puede curar en el 90% de los casos si se logra diagnosticar en una fase temprana”. 

Y es que, la especialista hace hincapié en la importancia de la prevención, a través del cribado poblacional, para una detección precoz de la enfermedad. Por eso, es esencial tener en cuenta cuáles son los grupos de riesgo, es decir, las personas que tienen más predisposición a padecer cáncer colorrectal.

  • Edad, especialmente a partir de los 50 años de edad.
  • Antecedentes familiares de cáncer colorrectal. Se tiene más riesgo cuando más directo o joven sea el familiar que ha sido diagnosticado con la enfermedad.
  • Otro cáncer o patologías digestivas previas, tales como colitis ulcerosa, Enfermedad de Crohn…
  • Síndromes hereditarios especiales.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer colorrectal?

Los principales síntomas que hacen sospechar de este tipo de tumor son:

  • Sangrado en las heces.
  • Cambios en la frecuencia y características de las deposiciones, ya sea en la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones.
  • Dolor y molestias abdominales.
  • Cansancio.
  • Anemia.
  • Pérdida de peso y apetito.

La doctora Jennifer Hinojosa resalta que, no obstante, “el cáncer colorrectal no tiene necesariamente que presentar síntomas y, cuando los produce, suele encontrarse ya en una fase bastante avanzada”.

Pruebas de cribado: ¿cuándo realizarselas?

Por eso, las pruebas de cribado del cáncer colorrectal son una herramienta esencial a la hora de detectar la enfermedad a tiempo. Hablamos de dos pruebas: la detección de sangre oculta en heces y la colonoscopia

Esta última se realiza generalmente en caso de dar positiva la prueba de detección de sangre oculta en heces. Se trata de la medida más efectiva para reducir la incidencia y la mortalidad del cáncer de colon tanto por coste, por eficacia y por calidad de vida que proporciona.

En cuanto a cuándo comenzar a realizarse estos cribados y con qué frecuencia, las recomendaciones de la FEAD van a depender según el grupo de población del que hablemos. 

En el caso de personas que NO tienen antecedentes familiares las recomendaciones son:

  • Sin antecedentes familiares y siendo menor de 50 años: se recomienda adoptar un estilo de vida saludable, a través de una dieta sana como la mediterránea y evitando ultraprocesados, evitar el sobrepeso y la obesidad, no fumar ni beber alcohol y hacer ejercicio físico.
  • Sin antecedentes familiares y una vez cumplidos los 50 años y en adelante, se recomienda participar en los programas de cribado de cada comunidad autónoma basados en la prueba de sangre oculta en heces. En caso de que esta prueba resultase positiva, se realizará una colonoscopia.

Si hablamos de personas que SÍ cuentan con antecedentes de cáncer colorrectal en la familia, las indicaciones cambian: 

  • Lo primero antes de establecer la estrategia preventiva, se recomienda determinar si los antecedentes familiares corresponden a síndromes hereditarios asociados a cáncer colorrectal.
  • Si existe un solo familiar afecto de segundo grado (abuelo, tío, etc.) y la persona tiene 50 años o más, se aconseja participar en los programas de cribado de cada comunidad basados en la prueba de sangre oculta en heces. En el caso de que la prueba de positiva se realiza una colonoscopia.
  • En el caso de que existan dos familiares de primer grado (progenitor, hermano, hijo) o un familiar de primer grado menor 50 años afectados por este tipo de tumor, se recomienda consultar con el médico y, generalmente, adelantar el inicio del cribado a los 40 años o 10 años antes de la edad de diagnóstico del familiar con cáncer más joven, con colonoscopia cada 5 años.

Otro grupo poblacional señalado por los especialistas son aquellas personas que sufren adenomas, un diagnóstico de cáncer de colon, o que padecen alguna enfermedad inflamatoria intestinal (como Colitis Ulcerosa o Enfermedad de Crohn). En estos casos será el especialista el que determine la periodicidad y el tipo de pruebas a realizar. 

En cualquier caso, la doctora Hinojosa hace un llamamiento para sensibilizar acerca de esta el cáncer colorrectal y anima a los pacientes a participar activamente en la detección precoz de este cáncer para mejorar su supervivencia. “Si tienes más de 50 años, no lo dudes, participa en el programa de cribado del cáncer de colon. Te puede salvar la vida”, concluye la especialista. 

Otras formas de prevenir el cáncer de colon

Aunque tal vez no tengamos antecedentes, aunque no estemos en edad de realizar estas pruebas de cribado o no tengamos ningún problema digestivo, es mejor empezar a prevenir desde hoy mismo, aprovechando que el mundo entero celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Colon.

¿Cómo podemos hacerlo?

Pues con hábitos saludables y buena alimentación. En concreto los expertos de la FEAD recomiendan: 

  • Cuanta menos grasa haya en nuestra dieta, mejor. 
  • La fruta y la verdura tienen que ser las protagonistas de nuestros platos diariamente. También los cereales integrales, que contienen vitaminas, antioxidantes, fibra y minerales.
  • Se han asociado los lácteos con un efecto beneficioso en la reducción del riesgo del cáncer de colon. 
  • Tomar alimentos ricos en calcio y vitamina D.
  • Reducir las carnes rojas.
  • A más peso, más probabilidades de desarrollar este tumor. Hay que bajar de peso. 
  • No fumar y evitar el alcohol. 
  • Practicar ejercicio físico regularmente. Lo ideal sería hacer 30 minutos todos o casi todos los días. 

Todas estas medidas son, para los expertos en el aparato digestivos, medidas cruciales que ayudan a prevenir el cáncer colorrectal.