Llegó el día de la final del ATP Challenger de la Academia de Tenis JC Ferrero Equelite. Tras la victoria del doblista David Vega en la final del sábado, por primera vez en la historia del torneo se jugaba una final sin representante español. Los franceses Hugo Grenier y Constant Lestienne han firmado un torneo espectacular, derrotando por el camino a grandes nombres del tenis como Feliciano López, Fernando Verdasco, Oscar Otte o Joao Sousa.

El día amaneció con un torneo social para niños con un despliegue espectacular. La Xpress Tennis Cup, organizada por la Fundación Jesús Serra, congregó a más de 150 niños. A media mañana, se abrieron las puertas de la pista principal para ir calentando motores con un espectáculo circense de malabares y comedia de la mano de Carlos Tortu.

Finalmente, a las 12:00 h, se presentaban los jugadores galos en pista. Hasta entonces el cielo nublado amanazaba con lluvia, pero, curiosamente, el sol hizo acto de presencia en el mismo momento en el que se presentaba a los jugadores.

Los primeros compases del partido fueron muy igualados. Lestienne venía tocado del hombro, pero cuando calentó y empezó a atreverse se le vio mucho más suelto en la pista y con una actitud mucho menos conformista. Ambos habían hecho un gran torneo, aunque el parisino le puso más garra logrando golpes ganadores más definitivos que su rival. Fue la clave para llevarse el título a casa (4-6 y 3-6).

El torneo finalizó coronando a su primer campeón de individuales no español. Constant Lestienne consigue su primer título ATP Challenger del año, y el primero tras varios años de sequía, lo que le sirve para sumar 80 puntos en el ranking ATP al actual número 258 del mundo.

Lestienne, en la cuarta edición, es el primer campeón no español del torneo Equelite

El título del Ferrero ATP Challenger consiste en una réplica del 'Guardián del Ágora' de cuando se jugaba el Valencia Open 500, aderezado con un brazalete que forma parte del tesoro de la ciudad de Villena. Con él como campeón, Lestienne toma el relevo del ganador de la terera edición, Carlos Alcaraz.