El caso Djokovic sigue encadenando sucesos rocambolescos. A la polémica que ha causado durante la última semana su entrada en Australia sin estar vacunado se suman más problemas con otro gobierno: el de España.

Las normas para llegar al país desde Serbia obligan a estar vacunado con la pauta completa, un supuesto que Nole no cumple, o acogerse a una de las excepciones que recoge el Boletín Oficial del Estado. Uno de los casos en los que se permite entrar sin haber recibido los pinchazos es ser un deportista que va a competir en España, pero el tenista solo entrenó.

La Policía investigará su entrada a España

Novak Djokovic se dejó ver por Marbella entre el 31 de diciembre y el 3 de enero. El tenista se preparaba para el Open de Australia en la localidad malagueña días antes de viajar a Melbourne. Ahora el Ministerio del Interior ha pedido a la Policía que investigue si entró ilegalmente en España, según informa la Cadena COPE.

Son ya tres los países con los que Djokovic tiene problemas. Australia sigue barajando deportarlo, España investiga su entrada y Serbia también puede actuar: Nole alegó haber dado positivo el 16 de diciembre, pero participó en un acto público el 17 y ofreció una entrevista el 18.

A pesar de todo lo que ha pasado y lo que puede suceder en los próximos días, el Open de Australia cuenta con él. El sorteo se demoró unos minutos pero se terminó celebrando con normalidad y le ha deparado un enfrentamiento contra su compatriota Miomir Kecmanovic.