30 de mayo de 2017
30.05.2017
ÚLTIMA HORA
TRIBUNALES

El Valencia Basket continúa pendiente del 'caso Slaughter'

El ex del Real Madrid declarará este mes de junio por su presunto pasaporte falso

30.05.2017 | 19:07
Marcus Slaughter, en su etapa madridista.

El exjugador del Real Madrid de baloncesto Marcus Slaughter, pívot estadounidense que jugó en el club blanco entre 2012 y 2015, declarará este mes de junio en el juzgado número 27 de Madrid, acusado junto al americano Andy Panko (ex del Montakit Fuenlabrada) de tener pasaportes falsos de Guinea Ecuatorial. Slaughter acudirá a declarar de forma voluntaria al juzgado madrileño durante este mes de junio, mientras que en el caso de Panko (exjugador del Fuenlabrada, Unicaja, Gipuzkoa, Bilbao, Sevilla o Girona) se ha remitido una tercera comisión rogatoria a Venezuela, donde actualmente juega para el conjunto Guaros de Lara, según explicaron fuentes judiciales.

El juez ya remitió una comisión rogatoria a Turquía para la declaración de Slaughter (jugador del Darussafaka Dogus turco) y en el caso de Panko es la tercera, después de haberla enviado antes a Francia (cuando jugaba en el SLUC Nancy) y a México (cuando estuvo jugando en Monterrey), que no obtuvieron respuesta por los cambios de residencia del jugador y la lentitud de estos procesos.

También está previsto que se llame a declarar a otros dos jugadores,  de los cuales no se han desvelado los nombres. El juez está investigando si Slaughter y Panko utilizaron durante la temporada 2014-15, cuando jugaban en el Real Madrid y el Montakit Fuenlabrada, pasaportes falsos de Guinea Ecuatorial. Para ello solicitó a la Embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid sendos certificados de nacionalidad, tras los cuales se consideró que existían indicios de que los pasaportes podían ser falsos. En los play-off de esa temporada, precisamente, el Real Madrid fue denunciado por el Valencia Basket por incurrir en alineación indebida con este jugador. Un caso que, a día de hoy, continúa pendiente de resolución en la justicia ordinaria tras recorrer varias vías. y motivo por el cual el conjunto taronja también está muy pendiente de lo que suceda ahora con este asunto.  

Y es que los jugadores podrían incurrir en un delito de falsificación de documento público, que se castiga con entre seis meses y dos años de prisión según el Código Penal. Slaugther utilizó este pasaporte durante una parte de la temporada 2014-15, que le permitía ocupar plaza de comunitario en la Liga Endesa, en virtud del acuerdo de asociación entre la Unión Europea y 69 países africanos, caribeños y del Pacífico (entre ellos Guinea Ecuatorial), conocido como 'Acuerdo de Cotonú'.

Panko llegó a solicitar un pasaporte guineano con el mismo objetivo -no ocupar plaza de extracomunitario- pero el Fuenlabrada no llegó a inscribirle con este pasaporte, por lo que ocupó plaza de extranjero. En mayo de 2015 la Federación Española de Baloncesto detectó las irregularidades de ambos pasaportes, que al parecer tienen el mismo número, situación que fue puesta en conocimiento de la Policía, que remitió la investigación al Juzgado de Instrucción Número 27 de Madrid.

También te puede interesar: El caso Slaughter le estalla al Real Madrid

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes