27 de enero de 2021
27.01.2021
Superdeporte
EUROLIGA
Valencia BC 7879Zalgiris Kaunas

Pesadilla final en La Fonteta tras remontar ante el Zalgiris

Grigonis tumba al Valencia Basket después de que los taronja se pusieran por delante a falta de tres segundos

27.01.2021 | 23:10

Final de infarto para olvidar. Con cuatro puntos abajo a falta de siete segundos, el Valencia Basket fue capaz de remontar con dos tiros libres de Kalinic y un triple de Van Rossom, pero cuando la victoria estaba en la mano, Grigonis tumbó las ilusiones taronjas con una acción individual sobre la bocina que dio la victoria al Zalgiris Kaunas (78-79).

Derrick Williams era la gran duda para el partido por las molestias en la rodilla que ya le impidieron jugar el último encuentro ante el Baskonia, pero finalmente el estadounidense pudo jugar y fue Guillem Vives el que causó baja de última hora por una lumbalgia.

Sin él en pista, Van Rossom asumió la dirección del juego en los primeros minutos en un quinteto inicial en el que también entraron Marinkovic, Kalinic, Labeyrie y Tobey.

El escolta serbio no tardó en demostrar que ya está recuperado de su larga lesión y sumo cinco puntos en los primeros minutos, que sumados a dos más de Tobey a un triple de Marinkovic, obligaron a Martin Schiller a para el partido con 10-2 en el marcador.

Grigonis, una de las sensaciones de la temporada, recortó diferencias con un triple en la reanudación y el Zalgiris siguió cimentando su remontada desde la línea de 6,75 con Walkup y Rubit. El intercambio de canastas llegaba con Labeyrie y un recuperado Dubljevic, pero Jokubaitis, el extaronja Lauvergne y Jankunas sumaban también para los lituanos hasta empatar el partido al final del primer cuarto (20-20).

Prepelic quiso responder con las mismas armas y anotó dos triples al inicio del segundo cuarto, pero Milaknis y Rubit repetían de nuevo desde el exterior para mantener la igualdad en el marcador.

Un nuevo triple de Van Rossom puso por delante a los taronja (33-32), pero a partir de ese momento, los locales encajaron un inquietante parcial de 3-15 con muchos tiros libres en contra y un triple de Nigel Hayes que obligó a Ponsarnau a pedir un tiempo muerto, con 36-47 en el electrónico.

El Valencia Basket sufría en defensa, pero pudo llegar al descanso sin encajar más y reduciendo en dos puntos la diferencia (38-47) gracias a Dubljevic, aún lejos de su mejor estado físico tras varias semanas sin poder competir.

El Valencia BC perdía en rebotes, asistencias y porcentajes de tres y tampoco estaba acertado en los tiros libres. La reacción era obligada para no alejarse más de la lucha por el Top-8 de la Euroliga ante un rival directo. Y llegó de la mano de Labeyrie, con ocho puntos y dos triples seguidos al inicio de la segunda parte que acercaba a seis a los taronja (46-52). Rubit y Jokubaitis volvían a abrir brecha(46-58), pero la entrada de San Emeterio y el acierto de Prepelic en el tiro volvían a meter a los locales en el partido.

Con 55-60 empezaba el último cuarto. Jokubaitis, Grigonis y Rubit mantenían las diferencias, hasta que Hermannsson y Tobey acercaron a los taronja a dos y el técnico visitante tuvo que pedir tiempo muerto, con 64-66.

Pero cuando la remontada estaba a tiro, llegó un error en el tiro y una pérdida y Walkup y Jokubaitis lo aprovecharon para poner el 64-70 a menos de cuatro minutos. Hermannsson y Labeyrie recortaron desde el tiro libre, pero Lauvergne y Rubit no perdonaron y complicaron la remontada, con 67-74 a minuto y medio del final.

Tres tiros libres del islandés, un triple de Walkup y otro de Prepelic ponían el 73-77 a 36 segundos. Tras un fallo de Lauvergne, Kalinic ponían a los taronja a dos desde la línea de tiros libres. Fallaba el tercero, Prepelic cogía el rebote y Van Rossom obraba el milagro con un triple que ponía a los taronja por delante.

Pero cuando el partido parecía ganado, Grinonis aún pudo anotar y poner el 78-79 tras una espectacular acción individual. No hubo tiempo para más y el Valencia Basket ve cómo se complica más su camino hacia el Top-8.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook