José Bordalás pide "respeto" a Meriton. El extécnico del Valencia ha reclamado "que no se inventen más falacias que siguen lanzando desde dentro del club y ha exigido que no se le meta en el mismo saco de Gennaro Gattuso, Javi Gracia o Albert Celades porque "mi equipo no ha estado peleando por el descenso".

"Creo que merezco un respeto porque lo di absolutamente todo y solo pido que se me respete y que no se inventen más falacias que siguen lanzando desde dentro del club", ha dicho en una entrevista a Relevo. "La pasada temporada fue la única de las últimas cuatro en la que el equipo nunca miró para abajo. Me hace gracia porque siempre me meten en el mismo saco que al resto, a mis equipos no es que no les den, es que les quitan. Escucho mucho cosas como "no era un problema de Bordalás, ni de Javi Gracia, Celades o Gattuso". No me metáis en el mismo saco, que mi equipo no ha estado peleando por el descenso. Tuve que reservar a muchos jugadores en marzo porque estábamos en unas semis contra el Athletic, que la superamos de manera sobresaliente, y luego nos esperaba una final con una plantilla muy debilitada", explicó.

Bordalás asegura que le dolieron las bajas de Gameiro y Wass y la confección de una plantilla "debilitada". "Salió Gameiro, que quería quedarse, y se debilitó la parte de arriba. Y después la de Wass en invierno, que fue un problema. Y aún con todo el equipo quedó noveno y se ilusionó a la afición. Para mí fue un gran éxito si lo comparamos con las otras cuatro, aunque siempre le quieran quitar mérito". "No voy a decir que tuvimos la peor plantilla, porque para mí los jugadores que tengo siempre son los mejores, pero sí que llegué en el momento más delicado y con una plantilla muy debilitada. Y con todo logramos llegar a una final de Copa que perdimos por penaltis, y tuvimos posibilidades de ganarla durante el encuentro. El penalti fallado es algo que puede pasar, y podría haber sido al revés", explicaba.

Además, explicó cómo fue capaz de sacar la mejor versión de Gonçalo Guedes". "Yo siempre trato de sacar la mejor versión del jugador, no soy una persona que me guste presumir de nada, pero esta es una de mis virtudes. Con Gonçalo me encontré a un magnífico jugador sin confianza y fue su mejor temporada creo yo, aunque no puedo desvelar cómo lo hago, pero fueron claves su voluntad, trabajo y sacrificio, porque sin balón nos ayudaba mucho, no solo por sus goles, y eso le sirvió a él para irse a la Premier y al club para ganar dinero, porque la oferta que llegó no tenía nada que ver con la que el Valencia se encontró del Villarreal hace dos veranos".