El encuentro entre el Real Madrid y el Getafe, saldado con victoria para los 'blancos' por 1-0, podría tener un desenlace muy diferente de confirmarse la posible alineación indebida de los de Carlo Ancelotti.

Algo que afectaría directamente al Valencia CF pues en caso de decretarse el incumplimiento del reglamento, el Real Madrid perdería por 0-3 el partido con una multa económica de cerca de 10.000 euros. Serían pues, tres puntos de oro para un Getafe inmerso en la lucha por evitar el descenso junto con el equipo de Rubén Baraja. 

Todo viene porque Asensio iba a ser sustituido por Odriozola, de hecho llegó a salir incluso fuera de los límites del terreno reglamentario. Sin embargo, la lesión de Camavinga obligó a un cambio de planes sobre la marcha y que fuese el francés quien se marchara por el vasco. Tanto el colegiado Martínez Munuera como el cuarto árbitro autorizaron este cambio.

En este sentido, la normativa de la International Board dice que “las sustituciones serán efectivas cuando el suplente entre en el terreno de juego; desde ese momento, el jugador que se retira pasa a ser un jugador sustituido, y el suplente se convierte en jugador, por lo que podrá reanudar el juego".

Te puede interesar:

Existen, no obstante, muchas dudas al respecto pues Odriozola, aunque chocaron sus manos en la banda y había entrado al terreno de juego por Asensio, el mallorquín no llegó a abandonar el campo y el balón tampoco se había puesto en movimiento cuando llegó la decisión de Ancelotti de deshacer el cambio. Por tanto, no existiría irregularidad ni debería dar lugar a una alineación indebida. Lo único seguro es que el lateral entró al césped antes de que otro compañero, fuera quien fuera, lo abandonara, algo que no debió permitir el cuarto árbitro y a buen seguro que hubiera evitado cualquier polémica.

En cualquier caso, para que se estudiara lo sucedido debería haber denuncia del Getafe o de cualquier otro club ante el Comité de Competición de la RFEF antes del martes a las 14:00 horas. Algo que, de momento, no ha sucedido. Y, aunque la hubiese, parece poco probable que pudiera prosperar... por fortuna para el Valencia CF.