El Valencia CF desea condenar públicamente cualquier tipo de insulto, ataque o descalificación en el fútbol. 

El Club, en su compromiso con los valores del respeto y del deporte, reafirma públicamente su posición contra la violencia física y verbal en los estadios y lamenta los hechos acontecidos durante el transcurso del partido de la Jornada 35 de LaLiga contra el Real Madrid.

Aunque se trata de un episodio aislado, los insultos a cualquier futbolista del equipo rival no tienen cabida en el fútbol y no encajan con los valores y la identidad del Valencia CF. El Club está investigando lo acontecido y tomará las medidas más severas. Del mismo modo, el Valencia CF condena cualquier ofensa y pide el máximo respeto también hacia nuestra afición.

Al margen de estos hechos aislados, el Valencia CF quiere agradecer a los más de 46.000 aficionados su asistencia y apoyo al equipo en el partido de este domingo 21 de mayo.