18 de septiembre de 2017
18.09.2017

Carlos Soler demuestra su personalidad

Fue el jugador con más recuperaciones y con más remates a portería

23.09.2017 | 12:37
Intensidad e insistencia. Soler tuvo presencia constante en el Derbi.

El Derbi demostró de que pasta está hecho Carlos Soler. Con 20 años y treinta partidos en el primer equipo, tiene que soportar buena parte del peso del Valencia. Esa responsabilidad ha desconfigurado a futbolistas de toda clase... pero no a él. Pudo liquidar el partido y no acertó. En ese contexto, en el que la mayoría se hubiera diluido, Carlos Soler respondió exhibiendo personalidad. El centrocampista se ofreció siempre, siguió trabajando y fue protagonista en algunas de las mejores acciones del equipo de Marcelino durante la segunda mitad.

Soler terminó el partido como uno de los jugadores con más regates completados –dos– del Valencia (fue quien más lo intentó en el uno contra uno, después de Parejo), el que más remató y el que más balones recuperó, con diez. Esa fue la respuesta que ofreció. Intensidad. Soler se creció en la adversidad y lejos de cortarse, apareció siempre con la intención de ganar el Derbi.

Despliegue a todo campo, desde la banda y cuatro remates a gol.



La confianza de Marcelino

El míster asturiano tiene dudas cero respecto a su trascendencia dentro del engranaje del equipo. Su papel como pieza de engarce es fundamental porque aporta llegada, desborde, creación-asociación, trabajo y velocidad. Desde la banda sigue siendo un futbolista con gran influencia y está destinado a crecer. Es una fase más dentro de su proceso de maduración. Su viaje tiene retorno. En la Sub-21 jugó a gran nivel en la derecha (golazo incluido), aunque para hacer el fuera-dentro está más suelto en la izquierda. Soler ha reciclado las críticas desde la humildad y las ganas de seguir mejorando. Los números dicen que su despliegue fue notable. La mirada ya está puesta en el Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine