10 de noviembre de 2017
10.11.2017
EL REPORTAJE

"Tener a Guedes y Andreas en el mismo equipo es divertido"

Phil Neville lo subió al primer equipo del United cuando tenía 17 años

13.11.2017 | 14:52
Andreas Pereira controla un balón ante Wakaso en el partido en Mendizorroza.

En 2013 Phil Neville era asistente técnico de David Moyes en el Manchester United y una de sus funciones era ejercer de enlace entre el primer equipo y el Sub-21, donde jugaba un jovencísimo Andreas Pereira al que faltaban todavía unos meses para cumplir la mayoría de edad.

Un día los Red Devils contaban con dos jugadores lesionados y Moyes requirió la presencia de dos chicos de The Academy para cubrir las bajas y entrenar de forma habitual con el equipo profesional. Debían ser competitivos y con proyección de élite. El pequeño de los Neville no tuvo dudas y eligió al actual extremo del Valencia. Su potencial era evidente y a las órdenes de Warren Joyce en el filial estaba llevando a cabo un proceso de madurez que lo preparó para competir al máximo nivel.

"Warren –ahora en el Melbourne City– es un entrenador especial para jugadores en esa edad. Entrena la mentalidad. En el Manchester todos son buenos jugadores pero para jugar en Old Trafford necesitas una mentalidad especial. Para Andreas fue un técnico increíble: tiene cualidades de futbolista top pero aprendió otra forma de competir y además entendió que debía ser un futbolista más defensivo", comienza relatando para SUPER en uno de los salones de su vivienda, enclavada en una urbanización próxima a Rocafort.

En el United "siempre quiso ser libre en el campo, no quería defender. Necesitaba dos balones, uno para él y otro para los demás". Aquel año Phil vio todos sus entrenamientos y partidos. Trabó una relación especial con él y no lo perdió de vista. La pasada temporada lo siguió de cerca en el Granada y vio en él un jugador "totalmente diferente" al que había conocido en Inglaterra.

"Fue como irse de casa y asumir responsabilidad. Comenzó a jugar al fútbol real en un contexto de mucha presión, con un equipo que no tenía la pelota. Tuvo que defender y buscarse la vida. En el Manchester, en el cambio, lo tienes todo en el plato. Tienes comida, cena, dinero, ropa, patrocinadores, chicas... Cuando lo vi en Mestalla pensé, definitivamente, que jugaría algún día en el United. Cada día crecía más. En el Valencia es un nivel más alto, ideal para desarrollarse y crecer. Tiene cualidades que este equipo necesita. Está en un año clave en el que puede elegir la dirección de su carrera. Si quiere ser un futbolista top, es su oportunidad", valora Phil y añade que con Marcelino ha dado con la persona ideal para desencadenar su potencial.

"Es el entrenador perfecto para él. Cuando tiene un reto muy grande, su rendimiento siempre sube. Necesita desafíos cada día para crecer y él le va a obligar a estar al cien por cien. Marcelino es perfecto para Andreas. Te da cariño y te da con el látigo a partes iguales", dice. El asturiano, a su criterio, es parecido a Mourinho. Son dos técnicos "similares en la medida que son exigentes en aspectos defensivos, en detalles... Les gustan los jugadores para un equipo, no solo individuales. Andreas sufre cuando llega aquí, quizá piensa que va a jugar todos los partidos. Marcelino necesita que te lo ganes, que aprendas la filosofía. Él es una esponja, puede jugar en la izquierda, derecha, donde sea. Después de dos meses trabajando creo que Marcelino piensa que está listo para ser titular".


Está en su mejor momento

No hay duda de que el futbolista está en su mejor momento desde su llegada. En los dos últimos partidos ha dejado dos asistencias de gol a sus compañeros y trazó un contragolpe que a punto estuvo de aprovechar Santi Mina para marcar otro tanto al Leganés. "Andreas es un camarero del gol. A veces los marca, pero prefiere servirlos", define, "y lo hace muy bien. Siempre ve el pase. Cuando Rodrigo o Zaza corren, él ya sabe la jugada que va a hacer. Scholes y Butt entrenaron a Andreas en el equipo que juega la Youth League y a Scholes le encanta. Cada vez que lo veía jugar reconocía en Andreas las mismas cualidades que tenía él. Él también veía el pase antes que nadie". El jugador cedido por el Manchester no deja de ganar peso específico e influencia en Mestalla. "Cuando veo un jugador que aprende cada día es un jugador que va en buena dirección", asevera Phil Neville.

Reza para que Guedes y Andreas se queden

Nació en Bélgica, su padre es brasileño y su madre es de origen alemán. Cuando ve jugar a Andreas, sin embargo, Phil Neville ve a un futbolista con "mentalidad inglesa. Técnicamente, con el balón con los pies, es brasileño. Pero la mentalidad es muy ganadora y es muy inteligente. En el balón parado es increíble. Tener a Guedes y a Pereira en el mismo equipo es muy divertido. Hablé con el dueño del PSG sobre Gonçalo Guedes, necesitamos disfrutar a los dos este año y rezar para que podamos comprarlos o quieran quedarse un año más".

En Old Trafford Pereira aprendió a "no aceptar lo básico". Esa, según el ex asistente técnico del Valencia, es una "cualidad natural del Manchester United. No aceptamos ser regular. Queremos ser top. En cada entrenamiento nos han inculcado que debemos intentar ser el mejor". En otro orden de cosas, Phil analiza que en enero sería "malo" para el valencianista volver a la Premier: "ahora necesita jugar todos los partidos, todos los minutos. Está aquí para jugar, sentirse importante, y creo que allí ahora no jugaría".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine