02 de julio de 2019
02.07.2019
EUROPEO SUB-21

"La gente me recuerda la carrera con Jordi Alba"

Carlos Soler analiza una temporada inolvidable con la Copa del Valencia y la Eurocopa de España

02.07.2019 | 14:21
Carlos Soler, con la medalla a su llegada el lunes a València.

Carlos Soler comienza unas vacaciones merecidas después de una temporada inolvidable a nivel de club y selección. El valencianista, que regresó a València el lunes junto a Antonio Sivera y Pablo Fornals, conquistó la Copa del Rey con el Valencia CF y es flamante campeón de Europa con la selección española Sub-21. Antes de desconectar con su novia, sus familiares y sus amigos repasó en declaraciones al club un año que, como dice él, "siempre llevaré conmigo".

¿Qué siente uno al ser campeón del europeo?
La verdad es que se siente muchísima alegría, hace dos años no lo pude conseguir al perder la final ante Alemania, y esta vez nos ha tocado ganar y tengo la medalla de oro y la de plata de estos dos últimos campeonatos de Europa Sub'21.

¿Cómo fueron las celebraciones?
En el campo con mis compañeros y familiares, estábamos todos muy contentos, luego fue un viaje duro porque volvimos entrada la noche en el avión, y dormimos un poco. Y ahora cada uno nos fuimos porque comienzan nuestras vacaciones.

¿Con qué momento se queda?
Sobre todo el ser campeones, pero creo que hemos tenido muy buenos momentos en el torneo, como las victorias ante Francia y Polonia, de los errores y las derrotas también se aprende como del partido ante Italia, nos pudimos sobreponer a eso, hemos ido de menos a más y hemos acabado super bien. Contra Alemania fue bastante justa la victoria y nos llevamos el oro y la Copa.

En la semifinal ante Francia estuvo muy cerca de marcar de vaselina, y en la final envió un balón al larguero.
No he tenido esa suerte de marcar un gol, pero al final lo importante era disfrutar y ganar el Europeo, todos teníamos muchas ganas, y a nivel personal, acabar la temporada con dos títulos es algo que no sé si volverá a repetir. Ojalá sí.

Con este título pone el punto y final a una temporada que guardará siempre en su memoria, ¿cómo la calificas?
Es verdad que a principio de temporada uno no se imagina cómo puede acabar, pero conseguir dos títulos, uno con el Valencia CF a mi edad, siendo de la casa, es algo que no creo que se pueda describir en palabras, hay que vivir el ambiente que se vive en las finales. Es importante vivir esos momentos, te dan experiencia y super contento.

Como valencianista, ya tienes tu particular 'doblete' con solo 22 años.
Sí, sí, no ha sido con el Valencia CF, pero tener estos dos títulos para mí es algo muy importante y siempre lo llevaré conmigo.

Ha sido una temporada larga para usted, ilusionaba al conmemorarse el Centenario, ¿se imaginaba en algún momento poder acabar así?
Es verdad que tal y como comenzó era difícil pensar que podíamos conseguir un título por cómo se dieron las cosas, pero lo importante es eso, vienes de derrotas y empates, en general, y sacar ese gen ganador para comenzar a ganar partidos remontando muchas posiciones en LaLiga, en Copa remontamos varios partidos, ese gen ganador es el que te hace ganar títulos. Con la selección también comenzamos perdiendo y ese gen ganador que ha tenido el grupo nos ha llevado a levantar la Eurocopa, ya son cinco de la Rojita, estar en una de ellas y en otra final es muy especial para mí.

¿Cuántas veces te han recordado la carrera con Jordi Alba de la final de Copa?
Mucha gente me lo recuerda, ese momento, como el gol que le marqué al RC Celta. Es bonito que la gente se acuerde de ti por ciertos momentos que para la gente fueron especiales y para mí muchísimo más. He acabado la temporada en un buen momento, pero mis piernas y mi cabeza necesitan descansar porque ha sido un año entero, con pocos días de descanso, y lo que quiero es desconectar, olvidarme del fútbol y centrarme en mis amigos y mi familia.

¿Con qué te queda del cariño que le ha dado la afición valencianista en este año tan especial?
Con que siempre han estado con nosotros, tanto en los momentos buenos como en los malos, ellos siempre están ahí animándonos, al final, que el aficionado esté tan cerca de nosotros es una ayuda porque creo que cuando el aficionado no está de tu lado es mucho más complicado, por eso siempre pido a la afición que somos personas, sentimos igual que ellos. Me quedo con que en los momentos más difíciles han estado con nosotros y nos han ayudado a revertir la situación para acabar el año de una forma magnífica.

Y tras las vacaciones, a por una temporada con nuevos retos para seguir creciendo.
Cada temporada hay que dar un paso más, tanto a nivel colectivo como a nivel personal; a nivel del club hemos hecho dos temporadas muy buenas, hay que ir paso a paso sin ponerse metas muy lejanas, ir partido a partido porque si lo afrontamos como algo muy importante podemos conseguir al final cosas bonitas. Debemos ir paso a paso, ahora a descansar y volver con las pilas cargadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook