Vicente Iborra volvió a sentirse futbolística frente al Betis tras diez meses en el dique seco por una lesión en la rodilla. El centrocampista salió en el añadido para disputar un minuto con dos a cero en el marcador, después de lesionarse el día 13 de diciembre del pasado año precisamente frente al conjunto verdiblanco, aunque con otro escenario, el Benito Villamarín.

El valenciano compadeció en rueda de prensa tras su vuelta a los terrenos de juego, donde se mostró feliz por ello, "no me siento pletórico, porque creo que hay que mantener la calma, pero estoy muy feliz, como si volviera a debutar. Tengo ganas de seguir trabajando, mejorando y de ayudar al equipo cuando me toque". Tras la lesión, habló de su rol en el equipo, "sinceramente, no es fácil porque uno busca la manera de ser importante, pero los jugadores nos sentimos importantes dentro del campo. Cuando el equipo gana, da igual porque todos están contentos, pero cuando el equipo no gana, es cuando verdaderamente se pasa mal por no poder ayudar", declaró el '10'.

Aunque tras una larga lesión solo mira al futuro y quiere volver a ser importante en el submarino y aportar desde ya, "tras afrontar los minutos del otro día, de romper esa barrera y sentir el apoyo de la afición, siento una bocanada de aire muy grande. Quiero afrontar de la mejor manera el partido contra Osasuna". Pudo llegar incluso antes, pero el Covid lo volvió a apartar del equipo durante unas semanas, "me sentía uno más desde el primer día de pretemporada, pero tuvimos el contratiempo del Covid y tocó volver a parar cuando tenía la posibilidad de reencontrar sensaciones. Cuando me recuperé ya eran partidos oficiales. He de tener paciencia".

Te puede interesar:

Ante una difícil campaña con hasta tres competiciones, Iborra confía en plantilla de hacer grandes cosas, "en general, todos tenemos mucha ilusión puesta en este equipo y en esta plantilla. Todos tenemos que sumar. Sentimos que tenemos grandes jugadores, pero lo mejor es que la plantilla está comprometida a mejorar y trabajar. El techo nos lo tenemos que poner nosotros. No ganábamos, pero éramos constantes, y ahora estamos viendo una línea regular de crecimiento y eso habla de la ambición del equipo", asintió asertivo.

Y ante la renovación de este verano con el Villarreal y la confianza depositada en él, el mediocentro tuvo palabras de buenas hacia el club, "una vez más, ratifico mi agradecimiento al club por el gesto de renovarme cuando todavía no estaba recuperado del todo. Voy a devolver esa confianza con compromiso. Estoy seguro de que mi oportunidad de ayudar llegará", sentenció.