03 de septiembre de 2018
03.09.2018
03/09/2018

Lo más grave es la intensidad, no la falta de gol

¿Qué es eso de ir a por todas contra el Atlético y no morder en Cornellà y en el Ciutat?

03.09.2018 | 13:10

La imagen de Marcelino con los ojos tapados sin querer ver a Parejo lanzar el penalti que le podía dar el empate a dos cuando faltaban todavía 40 minutos de partido sirve para que nos hagamos una idea de la situación actual del Valencia CF. Ni se me ocurre hablar de crisis porque sería una temeridad hacerlo en la tercera jornada de Liga, pero la cosa no termina de arrancar. Sin ir más lejos, antes de que comenzara la Liga el técnico asturiano dijo que el objetivo era encajar menos goles que la temporada pasada, que fueron 38. Pues bien, el Valencia CF todavía no ha sido capaz de dejar la portería a cero y ya lleva 5 en contra en tres partidos. No juega mal, cierto que tampoco enamora, pero su problema está en defensa y no solo en la línea defensiva. Esa es la causa de que todavía no haya ganado. Cierto que los resultados mediatizan mucho los análisis, es inevitable, y por eso todavía me sigue pareciendo increíble que el Valencia no lograra el tercer gol en una segunda mitad en la que fue claramente superior. Por otra parte, tiró la primera mitad a la basura, y mucho tienes que hacer para ganar un partido cuando regalas dos goles y 45 minutos. Vamos con algunos nombres propios. Que el Valencia CF iba a echar de menos a Kondogbia en el Ciutat lo sabíamos todos, pero yo a quien estoy echando de menos es a Dani Parejo. Todavía no lo he visto, bueno, le he visto hacer una entrega calamitosa a Morales que pilla a la defensa del Valencia abierta. Ahí nació el 1-0. Al terminar el encuentro dice el capitán «no hemos sido contundentes en las áreas, sobre todo en la nuestra» pero olvidó decir que también faltó contundencia en el centro del campo. Pues eso, Kondobiga o Coquelin. Termina el partido y dice Marcelino: «Apenas ganamos duelos en el partido». Poco más puedo decir, si acaso recordar una cosa que escribí tras la derrota en Cornellà ante el Espanyol. «Si nos creemos que porque es la temporada del centenario, porque tenemos más de 40.000 socios y porque el dueño ha fichado a Guedes, los partidos están ganados, es que no hemos aprendido nada de la temporada pasada...ni de las dos anteriores». Lo diré de otra manera, me preocupa mucho más la falta de intensidad de los futbolistas ante rivales teóricamente inferiores como Espanyol y Levante que las muchas ocasiones de gol falladas. El Valencia tiene buenos delanteros y si el equipo genera ocasiones terminarán por hacer goles, pero ¿qué es eso de ir a por todas contra el Atlético y no morder en Cornellà y en el Ciutat? Ese es el problema.

Más opiniones de Carlos Bosch.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook