El mercado de fichajes del Elche este verano será muy movido. Con las salidas prácticamente confirmadas de Antonio Barragán, Pablo Piatti, Kiko Casilla, Diego González y Javier Pastore, entre otros. A esto se suman las renovaciones pendientes de Omar Mascarell y Pere Milla, y la más que posible marcha de Guido Carrillo.

La continuidad de Lucas Boyé en el Elche es una incógnita. En su segunda temporada en el conjunto ilicitano, el argentino ha marcado siete tantos y dado tres asistencias en los 24 partidos de liga que ha disputado esta campaña. El atacante no estará disponible para el último encuentro de la campaña ante el Celta por problemas físicos. 

Pretendido por el Sevilla 

Monchi se fijó en Boyé en el pasado mercado de fichajes de invierno, pero el Elche exigió el pago de la cláusula del delantero, que es de 25 millones de euros. Todo apunta a que si el Sevilla quiere hacerse con los servicios del argentino, deberá abonar la cifra que está estipulada en su contrato, que finaliza en junio de 2024. 

Johan Mojica también está en el radar de los hispalenses. El lateral cafetero podría dejar el club ilicitano tras una gran actuación esta campaña. La cláusula del defensa es de 5'5 millones de euros y en Sevilla lo ven como un buen refuerzo para la posición de Marcos Acuña