Solo jugó una temporada y media en Mestalla pero bastó para marcharse por todo lo alto y con el cariño de todo el valencianismo. Tras anotar 19 goles en 53 partidos con el Valencia CF, Simone Zaza volvió a la Serie A de la mano del Torino.

Ahora y tras 102 partidos con el equipo de Turín está sin equipo. El pasado 31 de agosto, con el cierre de mercado asomando, el italiano rescindió su contrato con el cuadro italiano. Ya no estaba siendo importante y prefería quedar libre para elegir la propuesta que mejor se adaptara para su futuro. En España equipos como el Espanyol o el Cádiz se interesaron, por entonces, por su fichaje como ya había ocurrido en la ventana invernal previa.

Zaza decidió entonces esperar, al más puro estilo Juan Mata después de acabar contrato con el Manchester United. A diferencia de otro exvalencianista querido que tardó en decidir, Zaza sigue hoy por hoy sin equipo. A sus 31 años no se ha decantado por ningún proyecto y está libre para firmar, cuando él considere, por cualquier equipo a coste cero. Solo han de convencerle y hacerle sentir importante.

Así como en otras ocasiones, al acercarse el mercado, ha estado sobre la mesa o ha sido vinculado a diferentes equipos, esta vez no hay demasiado ruido en torno a su figura. Zaza, por su parte, guarda silencio hasta en las redes sociales, donde no publica contenido desde hace algunos meses.